El Senado de la República exhortó a la Secretaría de Cultura a que, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), designe como Museo Nacional de la Independencia a la Alhóndiga de Granaditas.

En el dictamen, se hace un llamado al Instituto para que oficialice el reconocimiento como Museo Nacional de la Independencia Alhóndiga de Granaditas mediante la entrega de documento oficial y develación de una placa alusiva.

Dicho documento indica que la Alhóndiga de Granaditas es un emblema de la identidad y nacionalidad mexicanas, ya que en ella se gestó la primera batalla insurgente y, con ello, el origen de la Independencia y de la nación.

El senador del grupo parlamentario del PRI, Gerardo Sánchez García, manifestó que en la Alhóndiga de Granaditas convergen diferentes aspectos de la identidad patrimonial, ya que es una de los joyas de la ciudad histórica de Guanajuato, declarada patrimonio mundial y referente inequívoco de la lucha independiente de México .

Actualmente el inmueble de arquitectura novohispana es conocido como el Museo Regional de Guanajuato y su finalidad es conservar y promover el acervo cultural arqueológico, histórico y artístico de la región.

La Alhóndiga de Granaditas fue construida a finales del siglo XVIII, durante la época del virreinato, con el fin de almacenar y comerciar productor agrícolas, principalmente granos. Durante el ataque del ejército insurgente a la ciudad de Guanajuato, a inicios de la lucha de Independencia, sirvió como refugio para españoles y cuartel de las tropas realistas y fue atacado por los insurgentes bajo el mando de Miguel Hidalgo y Costilla e Ignacio Allende.

vgutierrez@eleconomista.com.mx