Aunque enero y febrero son complicados para la industria de la vivienda, se prevé que a partir de marzo este sector continúe con el dinamismo que ha demostrado en los últimos años, pues será el mes con el que comiencen a operar las nuevas reglas de los subsidios que recientemente publicó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

En entrevista, Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), recoció lo complejo que ha sido este inicio de año en el sector, sobre todo porque las nuevas reglas de operación para subsidios comienzan a operar a partir de marzo; sin embargo, aclaró que existen las condiciones para que se presenten los buenos números que este rubro ha arrojado en años anteriores a pesar de la incertidumbre que se vive.

Será un año complejo, un año que presenta dificultades importantes. En el tema de cambio de reglas, las cuales vemos bien, éstas han empezado a operar con un transitorio para que los desarrolladores puedan sacar el inventario que traían del 2016 , explicó el presidente de Canadevi.

En la actualidad agregó estamos en un impasse complejo que tenemos que pasar para llegar a un marzo, en el cual sabemos se va a dar la detonación de vivienda y con esto vamos a poder generar los números que veníamos trabajando.

Hoy más que nunca es importante comentar que el sector de la vivienda tiene todo para robustecerse y fortalecerse contando con la unidad del sector público y privado .

Para este 2017, el esquema de subsidios para la vivienda, operado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), tiene programados cerca de 6,500 millones de pesos, es decir una disminución real de 34% respecto de los 9,500 millones de pesos que recibió en el 2016.

Ante esta disminución presupuestal, la Sedatu, que coordina la operación de la Conavi, modificó las reglas de este programa de subsidios, con la finalidad de reorientar los apoyos a las personas de más bajos ingresos y concentrarse en aquellas que perciben cerca de 6,300 pesos mensuales.

Aunque los desarrolladores de vivienda no se benefician directamente de este esquema de subsidios, sus modelos de negocios se apoyan en este programa, por lo que al haber un cambio de reglas de este esquema también los constructores tienen que modificar sus planes.

Ya en marzo esperamos trabajar con las nuevas reglas, ya adaptándonos a este nuevo esquema de reglas y esperando que también entre la (nueva) capacidad de compra del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), que estamos seguros que será lo que va a detonar el sector , explicó Medina Rodríguez.

Analiza estimaciones

Medina Rodríguez comentó que hasta el momento, se prevé que durante este 2017 se construyan alrededor de 500,000 viviendas, cifra que ha sido una constante en los últimos años; sin embargo, será a partir del primer trimestre del año cuando se tenga más certeza del rumbo que tomará la industria en los próximos meses.

Traemos proyectadas, por el momento, la edificación de 500,000 vivienda (en el 2017), pero durante estos meses vamos a ver cómo se comportará el mercado para en un momento dado redefinir la cifra , detalló.

El tren de la vivienda añadió es complejo, una vez que se arranca no se frena tan de golpe pero sí se frena es complejo arrancarlo de nuevo, por eso tenemos que ver que se mantenga y pensamos mantener estos números. Mucho va a tener que ver los resultados del primer trimestre .

El presidente de Canadevi agregò que la vivienda es un motor de la economía y en tiempos complejos, como el que se vive en la actualidad, ha generado efectos contra cíclicos: Ante las dudas que traemos por la complejidad de un mercado externo, el mercado interno se debe fortalecer y la vivienda por más de 50 años, ha sido el factor que ha podido generar efectos contra cíclicos cuando vienen momentos complejos .

Autoridades prevén que para este 2017, la industria de la vivienda genere una derrama económica cercana a los 450,000 millones de pesos, similar a la del 2016.