La viviendera SARE Holding, que encabeza Juan Carlos Díaz Arelle, anunció el fin de la reestructura de su deuda con Banorte por 44 millones 36,804 pesos, que pagará en 36 meses con pagos de capital trimestral y devengará intereses a una tasa de TIIE+3 puntos.

De acuerdo con la empresa, dicha reestructura incluye una disminución en la deuda de 2 millones 559,379 pesos, situación que le brinda flexibilidad en el manejo de sus finanzas, lo que le permitirá alinear el pago de su deuda con la generación de flujo de desarrollos que sirven de garantía a este crédito.

De esta forma la empresa viviendera está en posibilidad de acelerar el desarrollo de su reserva de tierra en Michoacán y Celaya, lo que fortalece más el crecimiento sostenido de la compañía , informó la firma en un comunicado.

Para Jorge Espinosa de los Reyes, director de Administración y Finanzas de la viviendera, con lo anterior se le permitirá a la empresa enfocar la mayoría de los recursos iniciales en la productividad de SARE.

Resalta alianza con CADU

La empresa no dejó pasar la oportunidad para destacar su reciente alianza con la viviendera CADU, que dirige Pedro Vaca, con la finalidad de desarrollar vivienda en Cancún, Quintana Roo, que, se prevé, genere ingresos por más de 504 millones de pesos.

En dicha asociación, SARE aportará 50% del terreno y 50% del capital de trabajo, mientras que CADU adquirió 50% del terreno, aportará 50% del capital faltante y será responsable de contratar los créditos puente para la construcción , explicó la empresa.

Además indicó que SARE refuerza su presencia en el diamante de México, que es la región que comprende a la Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí y Puebla. Tan sólo ahí se concentra 54% de la población total del país y se genera 43% del PIB nacional .

SARE es una empresa que se fundó en 1967, cuyo actual modelo de negocio se basa en la diversificación, pues desarrolla vivienda económica, social, media y residencial.

valores@eleconomista.com.mx