El bloqueo del Canal de Suez por uno de los mayores buques portacontenedores del mundo puede acarrear pérdidas por valor de cientos de millones de euros para el sector de los reaseguros, según Fitch Ratings, aunque los equipos de rescate lograron reflotar parcialmente el buque este lunes.

El Ever Given, de 400 metros de eslora, quedó encajado en diagonal en el canal a causa de los fuertes vientos del pasado martes, bloqueando el paso de cientos de buques que esperaban transitar por la ruta marítima más corta entre Europa y Asia.

Este acontecimiento reducirá los beneficios de las reaseguradoras mundiales, pero no debería afectar materialmente a sus perfiles crediticios, mientras que los precios del reaseguro marítimo seguirán subiendo, según la agencia de calificación crediticia.

Las tarifas de transporte de los petroleros casi se duplicaron después de que el barco se atascara, y el bloqueo ha interrumpido las cadenas de suministro mundiales, amenazando con costosos retrasos para las empresas que ya están lidiando con las restricciones por Covid-19.

Las pérdidas definitivas dependerán de lo que tarde la empresa de salvamento en liberar completamente al Ever Given y de cuándo pueda reanudarse el tráfico marítimo normal, pero Fitch estima que las pérdidas pueden ascender fácilmente a cientos de millones de euros", dijo Fitch.

El propietario y las aseguradoras del Ever Given también se enfrentan a reclamaciones por valor de millones de dólares, incluso si el barco es reflotado rápidamente, según dijeron fuentes del sector a Reuters el miércoles.

Una gran parte de las pérdidas será probablemente reasegurada por un grupo internacional de reaseguradoras, según Fitch, que añadió que esto añadirá presión a los beneficios del primer semestre.

Las reaseguradoras mundiales ya han recibido el impacto de varias catástrofes naturales, como las tormentas de invierno en Estados Unidos y las inundaciones en Australia, así como las pérdidas relacionadas con la pandemia de Covid-19.