Prestadero, plataforma enfocada a los préstamos de persona a persona en línea, anunció su intención de regularse bajo la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o ley fintech, por lo que ya presentó una solicitud informal ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), misma que revisará si cuenta con todos los requisitos para formalizar dicha solicitud.

De acuerdo con la plataforma, dirigida por Gerardo Obregón, el 23 de julio pasado presentó su solicitud económica o informal para operar como una institución de financiamiento colectivo de acuerdo con la ley fintech.

"La autorización representa un punto muy importante en la historia de Prestadero, pues no sólo hemos cambiado los créditos en México, sino que la regulación nos brinda un voto de confianza sobre el cambio de una industria,” comentó Gerardo Obregón.

En un comunicado, la plataforma indicó que con la presentación de la solicitud informal a la CNBV, esta institución prevé recibir comentarios de la autoridad respecto a la documentación entregada y en “caso de requerir alguna mejora, se pueda realizar bajo la entrega formal de documentación, que debe de llevarse a cabo a finales de septiembre de este año”.

La plataforma detalló que para presentar dicha solicitud informal, tuvo que realizar cambios a su estructura interna, sus procesos y su seguridad tecnológica.

“Prestadero se ha apoyado de expertos en la materia y de consultores líderes a nivel mundial para entregar una solicitud de autorización robusta y comprehensiva. Además, ha tenido que realizar cambios a su estructura interna, sus procesos y su seguridad tecnológica”, explicó la plataforma.

 De acuerdo con la organización, algunos de los requisitos relevantes exigidos por la autoridad para convertirse en una Institución de Tecnología Financiera son: el contar con un manual integral de riesgos,  una política de conflicto de interés, el manual de prevención de lavado de dinero, un sistema automatizado de operaciones, su política de separación de cuentas, entre otros.

La firma destacó que la regulación, además de darle certeza a los usuarios de la plataforma, también permitirá que entidades financieras tradicionales, como los bancos, puedan invertir en créditos que las fintech publican e incluso participar como accionistas en este tipo de empresas.

Prestadero añadió que una vez que se realice la formalización de dicha solicitud, podrían pasar entre tres y seis meses para obtener el aval de la autoridad.

“La autorización permitirá generar la confianza necesaria en los usuarios para que busquen el crédito por Internet como su primera opción y no como una alternativa. El crédito por Internet puede ser más barato, tener mejores condiciones, y ser mucho más conveniente que el crédito de financieras o bancos”, apuntó Obregón.

Prestadero se constituyó en abril del 2011 y según la plataforma, ha sido una de las interesadas en la creación de una regulación específica para este tipo de empresas y así brindar transparencia a sus usuarios, además de fomentar la competencia entre este tipo de organizaciones.

abr