Las empresas fintech que quieran seguir con sus operaciones como tales, deben ingresar su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) antes del 25 de septiembre, recordó el órgano regulador.

La autoridad explicó que cualquier persona que realice o pretenda realizar actividades de financiamiento colectivo y pagos electrónicos en México, deberá obtener una autorización por parte de la comisión.

Detalló que las instituciones de financiamiento colectivo son las que ponen en contacto a personas del público en general, con el fin de que entre ellas se otorguen financiamientos mediante operaciones de deuda, que son préstamos, créditos o mutuos, o cualquier otro financiamiento causante de un pasivo directo o contingente.

En tanto que las instituciones de fondo de pago electrónico, son las que prestan al público los servicios de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico; es decir, aquellos que estén contabilizados en un registro electrónico de cuentas transaccionales, y que queden referidos a un valor monetario equivalente a una cantidad determinada de dinero.

La CNBV recordó que la Ley Fintech se publicó en marzo del 2018, y tiene como fin incrementar el nivel de inclusión financiera y mejorar las condiciones de competencia del sistema en México.

“La Ley Fintech tiene como objetivo, aprovechar la evolución que ha tenido la tecnología aplicada a los servicios financieros para hacerlos cada vez más accesibles, baratos y eficientes”, puntualizó.

Agregó que esta ley permite que las personas que realizaban las actividades descritas con anterioridad a su entrada en vigor, continúen sus operaciones hasta en tanto obtengan su autorización. 

“La Ley Fintech señala que estas personas deberán presentar su solicitud de autorización en un plazo que no exceda de doce meses contados a partir de la fecha de entrada en vigor de las disposiciones de carácter general aplicables a las Instituciones de Tecnología Financiera” emitidas por esta CNBV y publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 10 de septiembre de 2018. Dicho plazo vence el 25 de septiembre de 2019”.

De lo contrario, precisó, estarían actuando en contravención de la ley y podrían ser sujetos a sanciones administrativas y penales, con independencia de que la CNBV, podría ordenar el cierre de sus operaciones.