Para que un agente financiero como el gobierno, una empresa o una familia consiga un financiamiento más accesible y a menor costo, tiene que mantener su capacidad de pago robusta y solvente. Esa es la mejor forma para conseguir un financiamiento más accesible, explicó el Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

Como un profesor de escuela se dirigió a la audiencia del primer webinar organizado por el Banco de México, para explicar que las tasas de interés sí pueden ayudar a los países a tener un menor costo de endeudamiento. Sin embargo matizó que en el caso del gobierno, es la estabilidad financiera y la capacidad de generar ingresos vía recaudación, la vía más accesible para conseguir menores costos de financiamiento.

“Para todo deudor, el nivel de la tasa de interés es por demás importante porque busca financiarse al menor costo posible. La pregunta es como lograr que un agente económico se financie a un menor costo. Entre más solvente, y mejor capacidad de pago tenga el hogar, la empresa o el gobierno, menor será el costo de financiamiento”, argumentó. 

Y en ese sentido, “mantener una capacidad de pago robusta favorece a tener menores costos de financiamiento”.

Detalló que la deuda pública refleja quien es el principal deudor de toda economía y esgrimió que como el gobierno es el ente que tiene la escala más grande y los ingresos más significativos a través de su capacidad de recaudar impuestos, es también él gobierno quien usualmente tiene el mayor nivel de endeudamiento de una economía abierta.

Más tarde, al presentarse en el Foro virtual Expansión Summit, comentó que es importante dar seguimiento al avance de la pandemia para incorporar el impacto de la incertidumbre en las expectativas de crecimiento. Reconoció que la previsión que utilizó el gobierno de México para integrar el Paquete Económico recién propuesto al congreso, de 4.1% es la misma que tiene el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, el mismo FMI tiene una oportunidad adicional en octubre próximo para ajustar sus pronósticos mundiales, durante la presentación del Panorama Económico Mundial en sus reuniones anuales.

En ambos foros habló sobre su paso por el Banco de México, al que ingresó en 1993 y del que se despedirá en diciembre próximo al terminar su ciclo como Gobernador del banco central. También habló sobre criptoactivos de los que subrayó que ofrecen un espacio para ser tomados como inversión de alto riesgo, pero sigue siendo incierto utilizarlos como un medio de pago.