Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, reconoce que el 2017 es un año de retos. Sin embargo, este banco mexicano lo ve también como una oportunidad para convertirse en un aliado de los estados y municipios, y seguir con el financiamiento y desarrollo de infraestructura.

Hoy ante esta incertidumbre la banca se puede convertir en un aliado de las entidades federativas, a través de la asesoría que tenemos y damos para efectos de reestructurar sus pasivos, para armar proyectos de infraestructura. Vemos una oportunidad muy grande de mantener la tasa de crecimiento a raíz de eso, y no perder el foco de cuidar la calidad del crédito que damos , indica.

En entrevista, comenta que en el caso de Interacciones la oportunidad está no en los grandes proyectos de infraestructura, sino en unos menos visibles pero con un impacto social igual de importante.

Te estoy hablando de financiar escuelas, plantas de tratamiento de aguas, cárceles. Entonces lo que vemos es que hoy ante esa necesidad tan grande que el país tiene de este tipo de infraestructura, Interacciones se puede convertir justamente en el proveedor de los recursos que se requieren para efectos de juntar la necesidad con la oportunidad , enfatiza.

Refiere que el grupo a su cargo no sólo tiene la capacidad, sino también la vocación para atender las necesidades que surjan. Estamos enfocados en temas de financiar a gobiernos subnacionales, infraestructura pública, pymes proveedoras del sector público, y también un nuevo negocio de arrendamiento. Sí creemos que hay una oportunidad muy grande de seguir creciendo como hasta ahora .

Como ejemplo, menciona que mientras el año pasado Interacciones cerró con una cartera de crédito de 29,000 millones de pesos, un incremento anual de 40%, en lo que va del 2017, ya tienen en el radar 20,000 millones de pesos en proyectos de infraestructura. No quiere decir que vamos a financiar todos éstos, pero te habla de la necesidad que hay afuera, que están viniendo a tocar la puerta , dice.

Destaca: Entonces creemos que hay muchos proyectos, mucha demanda, y la verdad es que hemos escogido ver la oportunidad y el lado positivo .

Agrega que en un mercado poco bancarizado como el mexicano, se amplían las oportunidades de negocio. Aunado a ello, menciona, falta que se amplíen los beneficios de las reformas estructurales, en especial la energética.

RETOS

Carlos Rojo reconoce, no obstante, que el principal reto se tiene como país es cómo vaya definiéndose la política comercial de Estados Unidos, dado que hoy hay cierta incertidumbre por ello, y otro es estar al pendiente de cómo se mantiene el manejo responsable de las finanzas públicas.

Conforme vaya avanzado la negociación e independientemente de cuál sea el resultado, lo que vas a obtener es visibilidad y la visibilidad lo que te permite es planear. Entonces el gran reto que tenemos es acelerar este proceso para efectos de tener visibilidad. Una vez que la tengamos, va a ser positiva, porque evidentemente habrá ajustes en ese proceso, pero gran parte de los cambios que vas a ver en esta renegociación (del TLCAN) va a tener más que ver con la incorporación de cosas que antes no estaban , considera.

El director general de Interacciones considera, empero, que ante el escenario actual, se abren oportunidades para todo el sistema financiero .

Es un sistema bien capitalizado que hoy lejos de generarle una preocupación al país, le genera una certeza de que en México hay un motor que puede ayudar a financiar el crecimiento del país .

eduardo.juarez@eleconomista.mx