Grupo Famsa presentó este martes una solicitud de retiro voluntario del Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos, derivado principalmente del proceso de revocación de la licencia de su banco, que hoy se encuentra en liquidación.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), explicó que esta situación, a su vez, modifica el entorno bajo el cual se amparan los términos y condiciones de la votación de propuesta del plan de refinanciamiento de los bonos 2020.

El grupo detalló que la presentación de la solicitud del desistimiento no ejecuta de manera inmediata el retiro de la protección que otorga el Capítulo 11, ya que se deberá contar con la autorización del Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos, ante la cual se presentó la solicitud.

“Es importante mencionar que el retiro voluntario de la protección del Capítulo 11, también se efectúa con el fin de salvaguardar a sus acreedores y el patrimonio de la compañía”, precisó.

El pasado 30 de junio las autoridades financieras del país informaron sobre la revocación de la licencia a Banco Ahorro Famsa, por la realización de “malas prácticas”, entre las que destacan operaciones con personas relacionadas por arriba de los límites permitidos. Ello derivó en que su índice de capitalización se deteriora y quedara muy por debajo de lo que marca la regulación.

 

rrg