La Ley del cumplimiento fiscal sobre cuentas extranjeras (conocida como FATCA, por su sigla en inglés) aprobada en Estados Unidos, a la cual ya se sumó México, es el inicio de una red de fiscalización internacional, coincidieron expertos en temas fiscales y tributarios.

Para Eduardo Pérez Armienta, socio director de la consultoría en negocios Moore Stephens Orozco Medina, la citada ley es el primer paso de un trabajo en conjunto a nivel internacional, que tiene como finalidad prevenir la evasión fiscal los próximos años.

Si hay un conjunto de países que tienen el mismo interés de firmar el tratado o un convenio similar, se podría establecer una red de fiscalización internacional. Y eso no existía hasta antes de esta ley, que entró en vigor en marzo del 2010 , comentó.

La legislación aprobada por el Congreso de la Unión Americana contempla que los bancos establecidos en México, Dinamarca y Reino Unido compartirán la información de ciudadanos estadounidenses con sus autoridades fiscales. Éstas intercambiarán la información financiera de sus ciudadanos con el gobierno de Barack Obama. En una segunda etapa, se podrán cobrar los impuestos que se están evadiendo.

Óscar Ortiz, socio de Impuestos de Deloitte México, coincidió en que, en el fondo, la tendencia mundial es evitar la evasión fiscal y fortalecer a las autoridades hacendarias de los países.

Hoy, ya vemos que los paraísos fiscales están dispuestos a intercambiar información; incluso Suiza está abierta a esta posibilidad , destacó el experto en tributación.

Según lo dice Ortiz, ésta es justo la directriz internacional y se dará en el sentido de que todo el mundo querrá hacer acuerdos.

Todos los países van a querer intercambiar información y, entonces, habrá que ponerse en ese contexto. Esto ya se destapó y lo que sigue es ver cómo se va a dirigir todo en ese sentido , agregó.

Para Eduardo Revilla, de la consultoría Revilla y Álvarez y Alcalá, la firma del convenio significa la sepultura al secreto bancario. El convenio establece que el 2013 será de transición para que los bancos recauden información, la preparen y la comiencen a filtrar a partir del 2014. El FATCA surgió en Estados Unidos en marzo del 2010 e intercambia información con las citadas naciones.

srodriguez@eleconomista.com.mx