Las remesas enviadas a 1.8 millones de familias en México durante abril, sumaron 2,861 millones de dólares, un flujo que refleja una caída de 28.5% tras el histórico que llegó al país en marzo de 4,007 millones, informó Banco de México (Banxico).

La entrada es la fotografía de la destrucción de empleos del segundo mes de confinamiento en Estados Unidos, España y Reino Unido, que son los principales originadores de remesas.

En el acumulado de 2020, los hogares mexicanos que reciben migradólares han captado 12,158 millones de dólares en los primeros cuatro meses del año.

Al respecto, Jonathan Heath explicó en su cuenta oficial de Twitter, que “ante un tipo de cambio favorable y una tasa negativa de inflación en el mes, el poder adquisitivo de las remesas, del flujo de los últimos 12 meses, logró aumentar 7.7% en abril respecto del año anterior”.

"Dentro de lo que cabe esta noticia es buena ya que si bien disminuyeron las remesas en abril, no se observó un desplome ante el aumento significativo en la tasa de desempleo de Estados Unidos”, resaltó en otra actualización de su cuenta de Twitter.

No obstante al aumento en el poder adquisitivo, las remesas disminuyeron 2.6% en abril respecto de las que ingresaron a México el 2019.

Desde Washington, el economista del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por su sigla en inglés), Jonathan Fortun, explica que se supone un “relativamente mejor desempeño” de las remesas que parece sugerir que el efecto de la depreciación cambiaria desempeña un papel preponderante de ser aprovechado por los trabajadores en otros países, de manera que incrementan sus envíos a los hogares en México.

Destrucción de empleo seguirá reflejándose

Con el concuerda el Gerente de Estadísticas Económicas en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA), Jesús Cervantes, que en entrevista precisa que se trata de una “caída moderada” que si puede ser explicada por la evolución del tipo de cambio. Resalta que la destrucción del empleo en Estados Unidos no es ajena a los puestos de trabajo que ocupan los migrantes latinos.

Y refiere el comportamiento de las remesas desde Honduras, El Salvador y Guatemala, que por segundo mes consecutivo se cayeron para ilustrar que viene una caída mayor en  mayo que dificilmente será compensada por el comportamiento típico de aumento de envíos por el día de las madres.

El especialista del CEMLA explica que en abril cayó el flujo de remesas a Guatemala en 20.2% respecto de abril; mientras los hogares que reciben estos recursos en Salvador cayeron en 40% respecto del mes anterior y en Colombia cayeron 38.4 por ciento.

El experto explica que la situación sanitaria de Estados Unidos se refleja en el nivel de empleo y es lo que está afectando a las remesas. Por ello prevé que conforme la economía del principal originador de remesas a México se acerque gradualmente a la normalidad en su actividad económica, se reflejará en los envíos de migradólares.

[email protected]

kg