Dentro de los 432 mexicanos que crearon empresas en las Bahamas, considerado uno de los paraísos fiscales del mundo y que fue develado por una investigación periodística, se encuentran los hermanos Gerardo Fernández Mena y Oliver Fernández Mena, directivos de la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) Crédito Maestro, la cual se enfoca al otorgamiento de créditos de nómina a trabajadores del estado.

De acuerdo con la investigación periodística de nombre Bahamas Leaks, Oliver Fernández Mena abrió en las Bahamas la empresa Fortinver Holdings Ltd, mientras que su hermano Gerardo Fernández Mena fundó Gixi Ltd.

Notas periodísticas destacan que Crédito Maestro, la nominera en la que estos dos personajes son directivos, es una de las empresas que han firmado convenios con el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) bajo el esquema de Refinanciamiento de Créditos de Nómina para Trabajadores de la Educación.

Este esquema tiene la finalidad de mejorar las condiciones de los préstamos que los trabajadores de la educación recibieron por parte de diversas nomineras; el objetivo principal es ofrecerles un refinanciamiento con una tasa anual de 18%, cuando los préstamos iniciales a los que accedieron manejaban tasas de hasta 180% anual.

De acuerdo con el cuarto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, desde la creación de este programa en diciembre del 2013 a junio del 2016, se lograron mejorar las condiciones crediticias de 35,938 trabajadores de la educación, lo que significó una derrama de 765 millones de pesos.

Registros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) arrojan que Oliver Fernández Mena es presidente de Crédito Maestro, mientras que Gerardo Fernández Mena actúa como director general y representante legal de la sofome.

Esta entidad, que pertenece a la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina, es una de las casi 2,250 entidades que obtuvo la renovación de su registro ante la Condusef, previa opinión favorable en el dictamen técnico en materia de prevención de lavado de dinero que emitió la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Según las versiones periodísticas, Oliver Fernández Mena, quien es un tenista retirado, también tuvo nexos con la empresa Oceanografía, que fue señalada por presunto fraude a Banamex.

valores@eleconomista.com.mx