El banco de negocios Goldman Sachs obtuvo un plazo de cuatro semanas, hasta el 19 de julio, para presentar su respuesta al organismo de control de las actividades bursátiles, la SEC, que presentó una demanda por fraude en abril.

Originalmente, Goldman Sachs debía presentar una respuesta formal este lunes a más tardar, cuando uno de sus responsables, el francés Fabrice Tourre, único citado en la demanda, tenía hasta el 19 de julio para responder a las acusaciones de la SEC.

La prórroga concedida por el juez encargado del expediente tras un acuerdo entre la SEC y el banco, tiene lugar cuando varios medios de prensa se hacen eco de las discusiones entre ambas partes, que podrían eventualmente desembocar en un acuerdo amistoso.

La SEC presentó una demanda el 16 de abril contra Goldman Sachs, al que acusa de haber engañado a sus clientes al venderle un producto, Abacus, anexos a productos derivados de créditos inmobiliarios.

El organismo le reprocha a Goldman Sachs que no haya advertido a los inversorionistas que un cliente importante --el fondo especulativo de John Paulson-- había intervenido en la selección de los productos derivados del crédito que formaban parte de la composición de Abacus, cuando apostaba a la caída del mercado inmobiliario estadounidense.

Goldman Sachs desmiente categóricamente estas acusaciones.

El valor de la acción de Goldman Sachs subía 1.03%, a 139.60 dólares, hacia las 16H00 GMT. Desde el anuncio de la demanda de la SEC, el título había perdido alrededor de 24 por ciento.

RDS