Al primer trimestre de 2010 la utilidad neta de Grupo Financiero HSBC fue de 855 millones de pesos, un aumento de 57 millones de pesos, o 7.1% en comparación con la obtenida al 31 de marzo de 2009.

El grupo explicó que este aumento se debe principalmente a una disminución en las reservas crediticias y a un menor gasto fiscal durante el ejercicio contable.

Así, los ingresos netos por intereses fueron de 5,166 millones de pesos en el primer trimestre del 2010, siendo una disminución de 3.9% anual. Esta disminución se explica principalmente por menores márgenes en los depósitos de clientes, derivado por la caída en las tasas y a una reducción en el volumen de la cartera de consumo en particular tarjetas de crédito.

Así, el margen financiero obtuvo un monto de 5,166 millones de pesos en el primer trimestre del 2010, cifra que representa una disminución del 4% anual.

Lo anterior, fue compensado con una caída en las reservas para créditos incobrables del 45% anual, al pasar de 4,751 millones de pesos en el primer periodo del 2009, a 2,613 millones de pesos al mes de marzo del 2010.

HSBC explicó que esta reducción se debe principalmente a menores volúmenes de cartera, particularmente en créditos al consumo, al mejoramiento en la gestión del riesgo y al fortalecimiento en la gestión de cobranza.

El ingreso neto por comisiones del grupo fue de 2,060 millones de pesos, una disminución de 483 millones de pesos, o 19% en comparación con el primer trimestre de 2009.

Esta disminución se explica principalmente por menores comisiones provenientes de tarjetas de crédito, consecuencia de un menor volumen del portafolio de tarjetas, un menor volumen de transacciones en servicios de medio de pago y a una reducción en las comisiones por concepto de manejo de cuenta.

De esta forma los ingresos totales de la operación de HSBC fueron por 5,324 millones de pesos, cifra que representa un incremento del 12% anualizado.

Por su parte, El saldo de la cartera vigente fue de 148,796 millones de pesos al 31 de marzo de 2010, cifra que representa una reducción de 7.7% con respecto al primer trimestre de 2009.

HSBC atribuyó esta disminución a una menor actividad económica durante el 2009, aunada a un menor apetito al riesgo y a criterios de originación de crédito más prudentes.

La cartera de crédito al consumo cayó 30% anual a marzo del 2010, con un saldo de 28,008 millones de pesos, donde los saldos de tarjetas de crédito disminuyeron 30.2% en comparación con el primer trimestre de 2009, con un monto al cierre de marzo de 17,400

Millones de pesos

La cartera de crédito a la vivienda registró un incremento a marzo del 2010, respecto al primer periodo de 2009 de 1.2%. En lo que respecta al crédito comercial tuvo una ligera reducción de 0.5% respecto al primer trimestre de 2009.

[email protected]