La figura de corresponsales bancarios, creada en México en el 2010, tenía el objetivo de llevar servicios financieros a aquellos lugares donde no había o había escasa presencia de sucursales. Sin embargo, estos comisionistas, como también se les conoce, que permiten realizar operaciones básicas, han crecido más en zonas urbanas, donde ya hay población bancarizada, y menos en zonas rurales, que es donde más se requieren.

El séptimo Reporte de Inclusión Financiera revela que del 2011 al 2014, se observa que el mayor crecimiento de módulos se ha presentado en la Ciudad de México, con una tasa media anual de 9.5%, y después en los municipios metrópoli con un alza de 7.5 por ciento. En contraparte, las localidades rurales muestran una reducción a una tasa de 19.6%; y en los municipios en transición, esta baja es de 3.1 por ciento.

Lo anterior nos indica que, en su mayoría, los corresponsales bancarios se han desarrollado como un canal de conveniencia de la población bancarizada, más que una herramienta para incrementar la inclusión financiera en zonas sin infraestructura financiera , destaca el documento elaborado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

A junio del 2015 había 27,422 corresponsales bancarios en el país, 5.8% más respecto de diciembre del 2013.

La CNBV refiere que la presencia de estos módulos no ha presentado un incremento importante en los municipios tradicionalmente excluidos de los servicios financieros. En promedio en México había 3 corresponsales por cada 10,000 habitantes. Los estados que más presencia tenían de esta figura eran Nuevo León con 7.3 y Tamaulipas con 6.43. En contraparte en Tlaxcala sólo había 1.67, en Oaxaca 1.44 y en Chiapas 1.29.

A nivel internacional, México se ubica muy por debajo de otros países; en Guinea es de 50.7 por cada 10,000; en Kenia 48.3 y 40.9 en Ruanda.

El comportamiento de los últimos dos años muestra una tendencia decreciente, lo cual preocupa al disminuir la posibilidad de brindar acceso en estas comunidades (rurales) , indica la CNBV.

Oxxo seguía como el principal corresponsal bancario con sus más de 13,700 tiendas a junio del 2015, que representaban 50.3% del total. A ésta le seguían Walmart con 2,212 (8.1%) y 7-Eleven con 1,913 (7 por ciento).

Las operaciones más comunes que realiza la población en estos corresponsales son: recepción de depósitos (57%); pago de créditos (30%); retiro de efectivo (7.5%) y pago de servicios (6 por ciento).