Con la plataforma de cobros digitales, CoDi, nueva funcionalidad del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) dada a conocer este lunes por el Banco de México (Banxico), lo que se busca primordialmente es lograr una mayor inclusión financiera y apoyar en la erradicación del uso de efectivo.

CoDi, de acuerdo con Javier Cortina, director general de operaciones y sistemas de pagos del banco central, es una nueva funcionalidad del SPEI que corre por la misma carretera y que administra el propio organismo, con la que se busca masificar los pagos electrónicos a través, sobre todo, del teléfono celular.

La idea es que cualquier persona, micronegocio o cualquier negocio, que tenga una cuenta bancaria (aunque sea de las básicas) y un teléfono inteligente, pueda solicitar el cobro a sus clientes sólo enviando un mensaje por esta plataforma, que los bancos tendrán que adaptar a sus aplicaciones móviles como una opción más de pago, y de inmediato aceptar el pago que autorizará el comprador por esta misma vía.

Hoy, dice el directivo del Banxico, si se quiere hacer un pago electrónico a través del SPEI como tal, se debe ingresar la cuenta de quien va a recibir el pago, esperar 30 minutos para poder realizar la transacción, así como la autorización. Con CoDi, será en automático y tan sólo en unos segundos.

Otra ventaja, detalla, es que será más seguro, ya que el cliente no tendrá que cargar tarjetas ni efectivo, además de que resultará más económico para los negocios, debido a que hoy cobrar con terminal punto de venta u otros dispositivos representa gastos para los pequeños comercios.

 

“Éste es un proyecto que, cuando menos aquí en el Banxico, llevamos trabajando más de un año. Era como el siguiente proyecto para seguir explotando la carretera que tenemos que se llama SPEI. En el 2015, empezamos con los pagos 24/7 voluntario; en el 2017, ya fue obligatorio, y éste es como el siguiente escalón”, precisa.

En entrevista, el funcionario del Banxico señala que los bancos han tenido una muy buena recepción y colaboración con este proyecto. De hecho, el sector bancario ya había adelantado que se trabaja en la masificación de los pagos electrónicos y se ha pronunciado a favor de la eliminación del uso del efectivo.

Javier Cortina menciona que uno de los objetivos principales es lograr una mayor inclusión financiera, toda vez que, para poder realizar este tipo de cobros-pagos electrónicos desde el celular, se debe contar con una cuenta, lo que podría motivar a la población que hoy no la tiene a solicitar una y con ello acceder al sistema financiero formal.

“Hay mucha gente que tiene teléfonos inteligentes que a lo mejor no tiene una cuenta bancaria; entonces la idea es que la gente, cuando vea esta facilidad, pueda abrir una cuenta bancaria incluso una cuenta nivel 2, que es relativamente fácil de abrir sin tener que ir a una sucursal, obviamente está limitada en montos y transacciones, pero lo suficientemente amplia para poder utilizar como medio de pago para estos fines, y es su primera entrada al sistema financiero, al sistema bancario”, destaca.

Aunque aún se define si habrá algún costo por utilizar el CoDi, el funcionario expone que, en caso de darse, sería competitivo, dado que se trata de una nueva opción a otros medios de pago electrónicos que hay en México.

Respecto a si podría ser una nueva puerta para los ciberdelincuentes, que en abril y mayo pasados hackearon los sistemas de conexión al SPEI de algunos bancos, el funcionario lo descarta.

“En los episodios que tuvimos este año, el dinero de los clientes nunca ha estado en riesgo, el tema ha sido más bien de los participantes, y no tendría por qué haber ningún tipo de nueva vulnerabilidad en este tipo de operaciones; la verdad es que al final del día son transacciones que ya se realizan y no le vemos ningún riesgo adicional de ciberseguridad a incorporar esta nueva facilidad. Es más rápido e incluso puede ser más seguro”, refiere.

El directivo de Banxico indica que, de momento y hasta el 15 de enero, se pone a consulta pública esta iniciativa y que en el primer trimestre del 2019 habrá pruebas piloto con instituciones que quieran sumarse de forma voluntaria. Hacia el cierre del próximo año, ya será obligatorio que los bancos ofrezcan esta alternativa a sus clientes desde sus aplicaciones.

“Entonces, si tú tienes una cuenta bancaria y tienes acceso al SPEI, tienes un teléfono móvil, vas a poder utilizar CoDi como medio de pago. Aparecerá como una alternativa más. De hecho, la idea que tenemos es tratar de ligar, porque de las dos grandes redes, una es el SPEI y la otra son los celulares inteligentes, para que a través de éstos se puedan realizar pagos electrónicos”, concluye.

[email protected]