La pelea que dará el esquema Cobro Digital (CoDi) no sólo será contra el uso del efectivo, que es el medio de pago más predominante en el país, sino también contra el de las tarjetas de débito o crédito emitidos por las entidades financieras.

De acuerdo con Adolfo González Olhovich, presidente del consejo de administración de la firma TM Sourcing, una mayor adopción del CoDi entre la población permitirá el desarrollo de productos en entidades financieras que hará que los usos de efectivo y tarjetas físicas se reduzcan sustancialmente y de manera rápida.

“El tema de dejar de usar el efectivo traerá un beneficio a muchos mexicanos; el costo de emitir y transportar el dinero es muy caro. A la hora que haces un sistema de pagos central, como el CoDI, donde se podrá transaccionar de manera electrónica eficientemente, esto hace que el uso del efectivo se reduzca”, detalló González Olhovich, quien fue presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom).

En México, el efectivo es el medio de pago de mayor uso, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, las compras de 500 pesos o menos se hacen vía este medio. Asimismo, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), al cierre del 2018, existían más de 27 millones de tarjetas de crédito.

Al inicio de esta administración, se anunció el lanzamiento del CoDi, que es la plataforma desarrollada por el Banxico, que permite la realización de operaciones de compra-venta de bienes o pago de servicios en cuestión de segundos, gracias a la tecnología QR, la cual puede ser utilizada en un teléfono inteligente.

Para González Olhovich, el impacto que tenga el CoDi en la población mexicana será benéfico y además la adopción de esta forma de pago será de manera acelerada.

“Yo veo una adopción muy rápida del CoDi. Más de 80% de los mexicanos tiene teléfonos inteligentes, es decir, este porcentaje de la población es el que puede utilizar este mecanismo”, acotó el directivo de TM Sourcing.

Guerra contra las tarjetas

Según González Olhovich, entre mayor adopción del CoDi haya, también habrá menor uso de las tarjetas de crédito, pues así se eliminan comisiones y toda la intermediación que se necesita al momento de pagar con un plástico, ya sea de débito o de crédito.

“El uso del CoDi se salta todo el sistema de medios de pago o de compensaciones que existe en México, el cual es bastante complejo, en el cual los bancos hacen su esquema de compensaciones entre ellos por pagos con tarjetas de crédito y el cual cuesta mucho dinero”, expuso.

El directivo de TM Sourcing detalló que con el uso del CoDi el costo es mínimo respecto a las comisiones que se cobran cuando se liquida una operación vía una tarjeta de crédito. “Por ejemplo, un restaurante exitoso y que factura 8 millones de pesos por pagos con tarjeta de crédito al mes, de los cuales el comercio tiene que pagar 3% de esa cifra por usar el sistema de medios de pago, resulta que pagaría al mes 240,000 pesos, es un dineral, con el CoDI sería mucho menor el costo”.

En este contexto, González Olhovich indicó que el uso del CoDI dará pie a que las entidades financieras creen productos con base en este sistema, por ejemplo, la sofom hermana de TM Sourcing, de nombre Click Seguridad Jurídica, ya planea emitir su producto de crédito vía dicha plataforma del Banxico.

“Ni siquiera sería necesario tener tarjeta. Del mismo celular se le toma una foto al código QR y se paga con una cuenta que se apruebe antes a la persona”, explicó.

Para Bernardo Prum, director del portal de finanzas personales Coru.com, reducir el uso del efectivo no sólo se tiene que dar por temas de seguridad, sino también porque se tendría mayor control de ingresos y gastos, al tener un registro puntual de transacciones.

“Para usar el CoDI sólo se necesita un celular y una cuenta bancaria, aunque no esté ligada a una tarjeta, tal y como se hace ya con algunas apps de transporte, comida o súper a domicilio”, acotó Prum.