Los indicadores de calidad crediticia en México se estabilizarán de manera gradual en el 2015, aunque este escenario depende fuertemente de un repunte importante en la actividad económica del país, anticipa Fitch.

La calificadora internacional de riesgo crediticio considera que en 2015, el crecimiento de cartera de préstamos en Latinoamérica se desacelerará debido a la reducción en el crecimiento económico de la región.

En el informe Perspectivas 2015: Tendencias en la calidad de préstamos latinoamericanos , la directora de Instituciones Financiera de la agencia, Marcela Galicia, apuntó que la disminución en las tasas de crecimiento de préstamos es el resultado de un entorno operativo retador en la región.

El debilitamiento en las economías desarrolladas, junto con la desaceleración en el crecimiento de China, ha afectado las exportaciones y la inversión extranjera , añadió.

Algunos países han experimentado diferentes grados de intervención gubernamental, lo que también ha impactado su crecimiento.

La evaluadora internacional estima que la elasticidad del crecimiento de cartera ha decrecido.

Prevé que el índice promedio de crecimiento crediticio sobre crecimiento del PIB en moneda local (en términos nominales) disminuirá a aproximadamente 1.4 veces en 2015, desde 1.8 veces en el 2013 y 1.7 veces en el 2014, debido al menor crecimiento crediticio en el sector corporativo.

Fitch anticipa un aumento en los índices de morosidad, pero la calidad crediticia se mantendrá adecuada en el 2015, mientras la cobertura de reservas se sostendrá ampliamente por encima de 100% de los préstamos vencidos en la región.

La calidad de préstamos continuará deteriorándose en Brasil, particularmente en los bancos del sector público, aunque los índices de morosidad seguirán siendo manejables en un escenario de crecimiento económico débil y pocos cambios en la tasa de desempleo.

Consideró que en Perú, el crecimiento crediticio se desacelerará en el 2015, debido al menor ritmo de crecimiento de la actividad económica y a los esfuerzos del Banco Central para evitar una expansión crediticia poco sana.

Mientras que la maduración de la cartera de préstamos aumentará levemente los préstamos morosos y reducirá la cobertura de reservas, los indicadores de calidad crediticia continuarán siendo buenos, abundó.

En Chile, la agencia calificadora prevé una presión moderada sobre la calidad de préstamos, aunque el impacto no debería ser significativo, dado que los bancos en general han tomado medidas proactivas para contener este deterioro.

En Colombia, añadió, la maduración del fuerte crecimiento crediticio previo y la carga de las operaciones centroamericanas adquiridas recientemente presionarán los préstamos morosos a nivel consolidado, pero estos indicadores seguirán más sólidos que la mediana de los mercados emergentes.

abr