La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) aprobó la implementación de una ley especial que regule de forma exclusiva a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (SCAP) en materia jurídica.

A través de la aprobación del anteproyecto Disposiciones de carácter general aplicables a las actividades de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Cofemer informó que se fomentará la estabilidad y correcto funcionamiento del sector en protección de sus socios ahorradores.

El establecimiento del nuevo cuerpo normativo para las cooperativas fortalecerá las facultades de supervisión y vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), para que ésta emita recomendaciones en caso de que se pueda ver afectada la operación de las sociedades.

Además la regulación incentivará la inclusión financiera, que promoverá el ahorro formal en las zonas rurales, su desarrollo y fortalecimiento en beneficio del sistema financiero mexicano.

Una vez que el documento se publique en el Diario Oficial de la Federación, se permitirá la integración de las cajas populares y solidarias, que aún no están autorizadas por la CNBV, así como una posible disminución de fraudes realizados por las sociedades que aún no cuentan con su registro.

La SHCP informó que la nueva regulación seguirá manteniendo los lineamientos prudenciales, actualmente definidos por la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

Actualmente operan en el país 600 sociedades cooperativas, de las cuales sólo 63 poseen la autorización de la CNBV para operar, el resto tiene hasta diciembre de este año para obtener el permiso del órgano regulador bancario para laborar.

De acuerdo con las últimas cifras reportadas por el órgano regulador bancario, al tercer trimestre del 2011, las sociedades cooperativas administraban activos por 39,950 millones de pesos y 3,576 millones de pesos de cartera vigente.

Las entidades más grandes del sector son Caja Popular Mexicana, que concentra 48% de los activos, seguida de Caja de Ahorro de los Telefonistas, con 12% del mercado, según datos de la CNBV.

UNIONES DE CRÉDITO

Por otra parte, la CNBV difundió que el saldo de los activos que administran las Uniones de Crédito creció 14.77% durante el 2011, llegando a 35,698 millones de pesos.

El año pasado la cartera de crédito aumentó 11.40%, con un saldo de 26,719 millones de pesos y el índice de morosidad se ubicó en 2.68%, según el órgano regulador.

[email protected]