Ante el desorden que se desata cuando una institución financiera hace alianza con alguna entidad gubernamental para otorgar préstamos de nómina para los burócratas, lo que produce altas tasas de sobreendeudamiento, ciertas dependencias han puesto en marcha sistemas que les ayudan a tener un mejor control de estos financiamientos.

En entrevista, el secretario de Educación Pública de Quintana Roo, José Alberto Alonso Ovando, reconoció el desorden que se genera cuando una institución financiera entra a otorgar créditos de nómina a los burócratas, sobre todo si la alianza se pacta con sindicatos y no directamente con la dependencia a la que pertenecen.

Alonso Ovando comentó que esta situación se identificó desde hace años, cuando se detectó un serio problema de sobreendeudamiento entre los burócratas del estado, sobre todo de los del rubro de la educación, lo que significaba elevadas tasas de morosidad para las financieras activas en ese mercado.

Derivado de esto, el estado, junto con 28 empresas otorgantes de servicios con descuento por nómina (bancos, aseguradoras y sociedades financieras de objeto múltiple), implementó un esquema, de nombre eConsig, con la finalidad de garantizar una gestión eficiente de los financiamientos.

Casi 30 financieras otorgan créditos a los trabajadores de la educación en el estado y anteriormente no había ningún control, estaban sobreendeudando a los maestros y a los trabajadores, de tal manera que muchos, a la quincena, no recibían ningún pago, o era muy poco lo que cobraban , explicó Alonso Ovando.

Con el sistema que se implementó se llegó a poner orden, se resolvió el tema del sobreendeudamiento para los trabajadores, el de los altos costos administrativos que significaba para nosotros esta falta de control y se pusieron en orden los créditos que otorgaban las financieras (...), con lo que se controla todo el sistema .

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los créditos de nómina se otorgan a los trabajadores cuyo salario es abonado a una cuenta de alguna institución financiera y de ahí se hace el descuento mensual para el pago de dicho financiamiento.

La Condusef ha alertado que ante la facilidad de obtener este tipo de financiamientos, el interesado debe de analizar su capacidad de pago así como las condiciones vigentes del producto.

Para Alonso Ovando, con el control que se tiene respecto de este tipo de financiamientos, se genera un beneficio para todos los involucrados. Es algo que otorga un beneficio en reducción de costos y, por el servicio que les damos a los maestros y a los trabajadores de la educación (...), también beneficia a los trabajadores, porque les establece perfectamente hasta cuánto pueden obtener ellos de crédito en cualquier momento .

En Quintana Roo, de los 14,000 trabajadores de la educación, 8,000 se encuentran con un crédito de nómina vigente y generan 8 millones de pesos quincenales para las nomineras, que pueden otorgar financiamientos de hasta 40,000 pesos por persona.

Ante este escenario, el funcionario del gobierno de Quintana Roo enfatizó la importancia de haber implementado un sistema que conecta a las empresas con la dependencia gubernamental así como con los mismos acreditados, para generar procesos automatizados de cobro.

Es un sistema ordenado, que no representa costos para nosotros, sino para las empresas financieras que cobran los créditos, porque les garantiza su recuperación y la certidumbre de poder recuperar lo que colocan. Es un sistema ganar-ganar para todos , detalló.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx