Ahorradores de Banco Famsa que tenían en sus cuentas más de lo que cubre el seguro de depósitos (400,000 Udis o alrededor de 2.5 millones de pesos) buscarán, a través de la vía legislativa, que se incremente el monto de este concepto para tratar de recuperar una proporción mayor de sus ahorros.

En este banco, al que se le revocó la licencia el 30 de junio pasado por “malas prácticas”, había más de 500,000 ahorradores, de los cuales alrededor de 2,500 tenían guardados más de esos 2.5 millones que hoy cubre el seguro de depósitos.

Algunos de éstos han comenzado a movilizarse y han creado el Comité de Defraudados Famsa. En videoconferencia, explicaron que ya hay tres iniciativas que se ingresaron a una comisión del Senado.

Con una de estas, detallaron, se busca que el monto del seguro de depósitos pase de 400,000 a 750,000 Udis, y hasta 850,000 de Udis para el caso de adultos mayores, segmento que, dijeron, representa gran parte de los ahorradores de Banco Famsa. Esto equivaldría a alrededor de 4.5 millones y 5.1 millones de pesos respectivamente.

De acuerdo con los integrantes del comité, el promedio que tenían quienes sus cuentas rebasaban lo asegurado, es de 4 millones de pesos, pero había quienes incluso tenían hasta 50 millones de ahorro.

Otro objetivo que se busca es que, en el proceso de liquidación, los ahorradores tengan prioridad, ya que hoy se contempla primero a otros acreedores.

Mencionaron que estas iniciativas ya están en la comisión del Senado de la República, pero pidieron la intervención de los legisladores para que se discuta y, en su caso, se apruebe lo más pronto posible. 

A decir de los afectados, el monto excedente que no está cubierto por el seguro de depósitos asciende a los 9,000 millones de pesos. No obstante, dijeron que la mayoría de los 2,500 ya cobraron su cheque por los alrededor de 2.5 millones que sí estaban asegurados.

Piden apoyo a condusef

De igual forma los integrantes del Comité de Defraudados Famsa, que expresaron sentirse indefensos, pidieron a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los represente ante el proceso de liquidación y les informe de forma oportuna y transparente. “Que nos informe cómo se está valuando la cartera y los procedimientos para venderla”.

Incluso aseguraron que en caso de que no ocurra esto, tomarán de forma simbólica las instalaciones de la dependencia.

Los integrantes del comité invitaron a otros afectados por esta situación, a sumarse al movimiento.

A inicios de agosto, de acuerdo con el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), ya se había pagado a casi el 90% de los ahorradores que tenían montos inferiores a los 2.5 millones de pesos. En total se habían liberado 21,075 millones.

kg