El Congreso Nacional Extraordinario de Morena nombró al diputado federal, Alfonso Ramírez Cuéllar, como dirigente nacional provisional de ese partido, en sustitución de Yeidckol Polevnsky, quien a su vez rechazó el nombramiento con el argumento de que legalmente el Comité Ejecutivo Nacional que preside es el único facultado para emitir los lineamientos de renovación.

En la sala de armas de la Magdalena Mixhuca se llevó a cabo la reunión del Congreso Nacional. Bertha Luján argumentó que la sesión era válida por contar con un quorum de 1,310 consejeros nacionales, quienes corearon la frase “sí se pudo” cuando nombraron a Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente del CEN, por cinco meses, para determinar el método y organización de elección del nuevo dirigente.

“El Comité Ejecutivo Nacional es el único órgano de dirección de Morena que puede establecer los lineamientos para el cambio de dirigencia de nuestro partido. La unidad en el partido y el apoyo al presidente López Obrador”, manifestó al respecto Yeidckol Polevnsky.

Ramírez Cuéllar expresó: “Este es el primer paso para cumplir el anhelo que teníamos desde hace algunos meses, establecer la unidad y la institucionalidad en nuestro partido”.

Por su parte, Bertha Luján criticó a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por aceptar a trámite 15 impugnaciones que se han presentado sobre el proceso para elegir al nuevo dirigente.

Luján Uranga criticó, además, las prórrogas que solicitó al INE la secretaria general en funciones de presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, al considerar que fue para conservar el cargo y no para atender temas como el padrón electoral y la credencialización de militantes.

El aspirante a la dirigencia del partido, Alejandro Rojas Díaz Durán, dijo que trabajará un acuerdo con el diputado Porfirio Muñoz Ledo para convocar a una propuesta de renovación.

Ramírez Cuéllar, que es presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, anunció que solicitará licencia al cargo.

[email protected]