Hasta el pasado 7 de octubre, 33,646 personas que se reconocen como indígenas se han contagiado de Covid-19 en nuestro país, un aumento de 13% en comparación con los casos reportados un mes antes, cuando se contabilizaron 29,740.

Mientras que las defunciones en este sector de la población también registraron un alza de 11.8%, ello al pasar de 3,715 muertes por el virus en septiembre a 4,155 para octubre, según datos de la Dirección de Información Epidemiológica de la Secretaría de Salud federal (SSA). 

El décimo sexto informe epidemiológico 2021 de Covid-19 en la población que se reconoce como indígena detalló que, hasta la primera semana de octubre, Yucatán (4,509), Oaxaca (4,426), San Luis Potosí (3,512), Ciudad de México (3,317) y Guerrero (2,256), se mantenían como las entidades donde más contagios se han presentado entre este sector poblacional, las cuales también representan 46.85% de los casos a nivel nacional.

Los grupos de edad más afectados entre la población indígena son aquellas personas entre los 55 a 59 años con 967 casos hasta el 7 de octubre y los cuales representan 11.45% del total de los contagios.

Asimismo, sobre aquellos casos que ya fueron confirmados, 71.4% (24,008 casos) han sido atendidos por la Secretaría de Salud, seguido de IMSS con 13.7% (4,608 casos).

En el caso de las defunciones, 61.7% se concentraron también en Yucatán (724), Oaxaca (663), Puebla(375), Hidalgo(300), CDMX (270), y Edomex (233).

Actualmente, la mediana de edad del total de las defunciones es de 65 años, con 62% de las éstas registradas en hombres (2,569 defunciones).

Por otro lado, se destacó que 8,393 de estos contagios fueron entre personas que se dedicaban al hogar; 7,261 son empleados; y 3,227 campesinos.

Además de 1,168 enfermeras; 650 trabajadores de la salud; 425 médicos; 49 laboratoristas y 33 dentistas de origen indígena.

Las comorbilidades más frecuentes entre las muertes por Covid-19 de la población que se reconoce como indígena fueron hipertensión (39.13%), diabetes (37.2%) y obesidad (22.72%). En 68% de los casos, las personas indígenas presentaban al menos una comorbilidad.

maritza.perez@eleconomista.mx