Save the Children lamentó que en las últimas semanas se han reportado agresiones que violan y vulneran los derechos humanos de personas migrantes en el sureste de México, por lo que llamó a que las y los migrantes sean reconocidas como personas refugiadas y que sus casos sean procesados en tiempo y forma, tal y como indican las leyes y normativas de México. 

Jorge Vidal, director de programas de Save the Children en México, declaró: “Nos preocupa enormemente que, en nuestro país, funcionarios del Estado mexicano, traten de esta manera a quienes vienen de situaciones de alto riesgo para su integridad y sus vidas". 

El activista comentó que los migrantes "han dejado todo lo que conocían para poder estar seguras y protegidas. Además, es grave que niñas, niños y adolescentes migrantes, estén siendo detenidos o que se lleven a sus madres y padres y queden solos, a la deriva y expuestos a grupos de narcotráfico y trata de niñas y niños”.  

“Desde Save the Children, reiteramos nuestro apoyo para consolidar un sistema de protección especial que atienda a las niñas, niños, adolescentes y familias que se encuentran en condición de vulnerabilidad, como lo es la condición migratoria irregular y la necesidad de protección internacional, desde la perspectiva de los derechos humanos. 

"Sin embargo, mientras el gobierno de México no modifique su proceder, seguiremos alzando la voz y señalando y exponiendo las violaciones a los derechos humanos en los que incurra”, dijo Vidal.

kg