El robo de automóviles asegurados en México disminuyó 6.8% en el primer semestre del 2019, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (AMIS).

En conferencia de prensa Carlos Jiménez, titular del área de Autos y Daños de la AMIS, informó que de enero a junio de este año se robaron en el país 43,052 unidades, 6.8% menos que los 46,174 autos que se robaron en el mismo periodo del año pasado.

La disminución es la primera que se presenta desde el primer semestre del 2015, cuando el robo bajó 3.9 por ciento. 

Recaredo Arias, director general de la AMIS, refirió que sí bien la baja en el robo es una buena noticia, aunque se deben esperar los resultados de los próximos meses para ver si marca tendencia. 

Agregó que en caso de que hubiera una recesión económica en el país o una baja importante en la actividad económica, el robo de automóviles podría presentar un repunte. 

 

La AMIS detalló que junio fue el mes del año en donde menos automóviles asegurados se robaron, con 6,600 unidades. En tanto, enero fue el mes con mayor robo, con 7,800 vehículos que fueron despojados de sus dueños.

Recaredo Arias agregó que para cierre de este año la AMIS estima que el robo de automóviles cierre entre 89,000 y 90,000 unidades. En 2018, la cifra cerró en 93,241 automóviles.

En cuanto a los vehículos asegurados robados que fueron recuperados, la cuadra disminuyó 0.3% anual en la primera mitad del 2019.

En el primer semestre, de recuperaron 17,278 unidades robadas, mientras que el año pasado se recuperaron 17,323 unidades.