Al presentar las conclusiones de su propio peritaje sobre el colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que iniciará la judicialización contra personas físicas y morales que tuvieron responsabilidad en ese hecho, y a quienes acusará de los delitos de homicidio, daño en propiedad ajena y lesiones.

En conferencia de prensa, la titular de la FGJCDMX , Ernestina Godoy Ramos, y el jefe de asesores de esa fiscalía, Ulises Lara, presentaron las conclusiones de un peritaje independiente al que ya presentó el gobierno de la Ciudad de México sobre el mismo hecho.

“Este dictamen forma parte de un proceso penal. La fiscalía está obligada a observar el debido proceso, razón por la cual no es posible hacer público un contenido detallado del mismo”, dijo Godoy.

La fiscal aseguró que todas las víctimas e imputados tendrán acceso completo a la carpeta de investigación en el momento que se presente ante el juez la carpeta de investigación y se inicie el proceso penal.

“Esta fiscalía cuenta con los elementos para imputar a una serie de personas morales y físicas que tuvieron bajo su cargo asegurar que las causas del colapso no se presentaran”, mencionó.

Godoy puntualizó que en el caso de las personas físicas, la fiscalía promoverá acuerdos reparatorios, con el propósito de evitar un proceso penal largo y que se garantice oportunamente un fondo de reparación integral de las víctimas. Destacó que en este caso, algunas empresas ya han manifestado estar de acuerdo con dicho propósito.

Resultados de inspección

Ulises Lara indicó que las conclusiones del peritaje determinan errores de diseño y construcción en la Línea 12 del Metro.

“La falla se originó en la viga izquierda con dirección a Tláhuac, arrastrando posteriormente la viga derecha de dirección a Mixcoac, ocasionando el colapso total del tramo en cuestión. La falla fue súbita y ocurrió en 1.9 segundos. No se observaron perturbaciones previas en el puente ni se reportó ningún evento por parte del conductor del convoy”, expuso.

Añadió que “los pernos de cortantes que unen la losa de concreto con las vigas metálicas fueron mal colocados. Se encontró que en los tramos en los que se desprendieron las losas de concreto de las vigas, la totalidad de los pernos fue instalada deficientemente con patrones irregulares en la ubicación”.

Indicó que también se encontraron en las soldaduras de la unión de dicho tramo, “entre el alma y patines de las vigas principales se constató la existencia de espesores de soldadura inferiores a los indicados en el proyecto. De igual manera se encontró evidencia de aplicación de cordones dobles de soldadura, practica no aceptada, y aplicación de soldadura sin precalentamiento de la placa. Esto contribuyó a la fragilización de dichas uniones. Asimismo, se observaron múltiples zonas en donde la soldadura se desgarró por la falta de una correcta fusión con el metal base. Se verificó el uso de elementos de relleno en algunas uniones soldadas, práctica también prohibida por los reglamentos de construcción”.

Se encontró un “error en el diseño de la no fijación de los atiesadores verticales en zona de diafragma de los patines de las trabes principales; esta práctica está prohibida en todos los reglamentos para diseño de puentes, pues ocasiona un fenómeno denominado fatiga por distorsión. Los agrietamientos encontrados en el tramo colapsado son acordes con este fenómeno”.

Rechazan informe

Tras el informe, el abogado de víctimas de la Línea 12, Teófilo Benítez Granados, manifestó que “lo que está haciendo la FGJCDMX es que ningún funcionario y exfuncionario del gobierno capitalino tiene responsabilidad en la desgracia que dejó un saldo de muertos y más de 90 heridos”.

Benítez Granados dijo que dará especial seguimiento a la carpeta de investigación para mantener informados a los familiares de los avances de las pesquisas.

jorge.monroy@eleconomista.mx