Durante la conferencia matutina se presentó el Plan de Negocios de Pemex 2019-2023 que ayer aprobó el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos. El director de Pemex, Octavio Romero, dijo que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, no estuvo presente, pero un represente avaló el proyecto.

Romero Oropeza mencionó que en los últimos años se invirtió en extraer petróleo de aguas profundas, pero el nuevo plan de Pemex se orienta a la inversión a aguas someras. Afirmó que en 2020 se propondrá en el paquete económico con una reducción de 58,000 millones de pesos al régimen fiscal de Pemex. Aseveró que con este plan de reducción de la carga fiscal, en 2023 Pemex ya se habrá recuperado el déficit fiscal. Indicó que el plan de Negocios promete que Pemex terminará el sexenio produciendo 2 millones 697,000 barriles de petróleo diarios.

Al respecto, el Presidente afirmó que la reducción de la carga fiscal para Pemex se compensarán con ahorros y una mejor recaudación de impuestos. Argumentó que hasta ayer el gobierno tenia 60,000 millones de pesos por recaudación, además de que por evitar el robo de hidrocarburos se ahorrarán 50,000 millones de pesos.

El mandatario aseguró que son nuevas maneras de evaluar el funcionamiento de la economía, y destacó que ni las calificadoras ni corredurías hablaban del combate a la corrupción.

López Obrador sostuvo que se está limpiando a Pemex porque era de las empresas más corruptas de mundo, y argumentó que el ex director de la compañía, Emilio Lozoya, se encuentra prófugo.

Aseguró que este plan de negocios no ahuyentará la inversión en México, ya que habrá una promoción a nivel internacional de cómo se está combatiendo la corrupción. Incluso, dijo que si tiene tiempo, podría escribir un libro para dar a conocer que terminó el régimen neoliberal y ahora en México se implementa lo que denominó la “economía moral”.

El Primer Mandatario dijo no saber cómo reaccionarán las calificadoras internacionales a este plan de negocios, pero reiteró que no han actuado con profesionalismo.

En otros temas

Luego de que ayer Hipolito Mora, ex líder de las autodefensas de Michoacán, anunció que está dispuesto a tomar nuevamente las armas debido al incremento de la violencia en el estado, López Obrador dijo que es respetuoso de lo que expresó. Sin embargo, dijo que todos los ciudadanos se deben portar bien, apegarse a lo que dice la ley, y no deben haber “temerarios” y “baladronadas”. “A todos nos conviene actuar en un país en donde exista un verdadero estado de derecho”, dijo.

El presidente AMLO fue cuestionado cómo fue posible que su gobierno promueva la entrega de contratos de manera directa para evitar actos de corrupción pero ya se hayan conocido actos de corrupción por parte del ex super delegado en Jalisco, Carlos Lomelí. Al respecto, López Obrador pidió no prejuzgar al ex funcionario sin que se hayan concluido las investigaciones de la Secretaria de la Función Pública. Aunque Lomelí era parte, López Obrador aseguró que en su movimiento hay mucha honestidad y trabajo para terminar con la corrupción, aunque destacó que dentro del gobierno aún hay personas que no simpatizan con su política, por lo que reiteró que deben renunciar.

erp