La institución anticorrupción que sustituirá a la Secretaría de la Función Pública tiene los candados suficientes para que no sea utilizada políticamente, ni se realice una cacería de brujas , consideró el senador panista Daniel Ávila.

Después de que en diciembre pasado el Senado aprobara la minuta en materia de anticorrupción, el legislador conminó a la Cámara de Diputados a hacer lo propio, ya que la nueva institución autónoma que combatirá la corrupción procederá con la ley en la mano, caiga quien caiga .

Urge darle un giro de 360 grados al grave problema de la corrupción que se vive en el país. Muchos mexicanos piensan que sus autoridades y sus representantes son corruptos. Domina la idea de que los servidores públicos y funcionarios hacen uso ilegal de los recursos públicos, que se enriquecen de manera inexplicable y que no dan cuenta de sus ingresos y gastos. Si no logramos un saneamiento profundo de la administración pública en todos sus niveles, no podremos avanzar como país , opinó.

Advirtió que las nuevas facultades de la institución anticorrupción podrán castigar a políticos, funcionarios y empresarios que no se conduzcan en el marco de la ley, ahora sobre todo con la reforma energética.

[email protected]