El procurador General de Justicia del Estado (PGJE), Arsenio Durán Becerra, aseguró que hasta el momento no hay coincidencias genéticas de los migrantes desaparecidos hace más de un año, con los cuerpos encontrados en fosas comunes en Tamaulipas.

Señaló que no hay rastro de los 49 desaparecidos entre el año pasado y este, aunque sólo se cuenta con los perfiles genéticos de 45 de ellos, porque algunos se reportaron como desaparecidos entre marzo y abril de este año o no eran queretanos.

Hasta el momento no se tiene la confirmación de coincidencias genéticas en las pruebas que realizan la procuraduría de Tamaulipas y la Procuraduría General de la República (PGR).

'En lo que se ha avanzado no se ha encontrado la coincidencia con ninguna de las personas de cuyos perfiles genéticos de los familiares. Seguimos en contacto con ellos para ver si se logra tener alguna confirmación', subrayó.

Recordó que algunos de los migrantes desaparecidos que salieron de la sierra no eran originarios del estado de Querétaro, sino de San Luis Potosí e Hidalgo, por lo que sus perfiles genéticos no están en poder de las autoridades locales.