El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador pidió a sus adversarios Ricardo Anaya y José Antonio Meade, que se tranquilicen y no caigan en el enojo, el mal humor y desborden la pasión debido a su segundo y tercer lugar en las preferencias electorales.

Luego de Meade calificará a Anaya como un “vulgar ladrón”, y éste último le respondió que es un “cínico”, Andrés Manuel López Obrador les pidió a ambos que cada quien haga su trabajo en la recta final de las campañas y que no provoquen los enconos.  

“Yo espero que se tranquilicen, que se serenen, es normal, estamos al final de la campaña, todos quieren redoblar el esfuerzo, y avanzar, entonces hay fatiga y también pasión, enojo, porque cuando no salen bien las cosas, se anda de mal humor y está muy uno muy irritado.

“Amor y paz, y que tranquilos, que todos están haciendo su trabajo, que están cumpliendo con su responsabilidad, y que va a ser el pueblo de México el que va a decidir, y que no haya enconos, tenemos que pensar en la reconciliación, porque por encima de todo está el interés general, la patria es primero”, afirmó.

Entrevistado luego de un mitin en la comunidad Las Margaritas, Chiapas, López Obrador dijo que no caerá en las provocaciones del candidato Ricardo Anaya, quien calificó a Meade y a Obrador como “tapaderas” del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

“No voy yo a caer en provocaciones. No voy yo a engancharme en este tipo de acusaciones, él está en su derecho de lanzarse duro como lo está haciendo, que siga su camino, ahora está planteando que va a meter a la cárcel a Peña, calculando que eso le va a dar votos, pero la gente ya está muy despierta en México, la gente está muy avispada, ya no se puede con publicidad engañar a la gente”, dijo.

Quería ir de guayabera al debate

En su mitin en Las Margaritas, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador dijo que mañana acudirá al tercer y último debate presidencial, como Kalimán, sereno y paciente, pues reiteró que “este arroz ya se coció”.

“Ahora que llegaba, sacaron una cartulina. Los que tienen más edad saben de Kalimán ¿verdad? Ya decía Kalimán: serenidad y paciencia, porque mañana vamos a un debate, a Mérida, Yucatán, con los otros candidatos. Ya me están recomendando serenidad, paciencia. ¡No te enojes! ¡Ya tranquilo, que este arroz, ya se coció!”.

Luego en entrevista, dijo que él quería ir vestido de guayabera al debate, pero los representantes de Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón pidieron que fueran de traje.

“Yo quería ir de guayabera mañana, pero me mayoritearon. Los otros candidatos opinaron que de traje, y de corbata, que se me hace –con todo respeto- algo contrario a la idiosincrasia del pueblo yucateco, porque se usa la guayabera. Yo siempre voy a Yucatán con guayabera, y es más cómoda, se apega más al clima. Es la ropa, que se debe usar. Se propuso que con guayabera y los representantes de los otros candidatos dijeron que no, que con traje. Entonces, voy a ir contraje, a ver si no hace mucho calor”, comentó.

Bueno, el compromiso del INE del Tribunal

En otro tema, el aspirante presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia celebró que el presidente del INE, Lorenzo Córdova, y la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine Otálora, se comprometieron a que no habrá fraude electoral el 1 de julio.

“¡Qué bueno, lo celebro! Claro que coincido en que se debe garantizar el voto libre y secreto, y se debe garantizar la democracia. Y si él (Lorenzo Córdova) se está comprometiendo a que las elecciones van a ser limpias, los felicito a los dos. Es el presidente del INE y la presidenta del Tribual, qué bueno que están haciendo ese compromiso.

“Ya hizo ese compromiso también el presidente Peña Nieto. Falta que se pronuncien los Gobernadores. Si se dan cuenta, ya el presidente Peña habló de que se va a respetar el voto, ahora los presidentes del INE y del Tribunal Electoral, pero falta que se pronuncien los Gobernadores. Que también se comprometan a que van a respetar el voto, que no van a intervenir en la elección; que no van a utilizar el dinero del presupuesto, porque en algunos estados están utilizando dinero del presupuesto, el caso de Veracruz, sobre todo. Puebla, pero Veracruz es campeón en fraude electoral. Aquí (en Chiapas) no se están metiendo”, comentó.

Cruzada contra el hambre, no funcionó

Al político tabasqueño se le preguntó su balance de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que fue puesta en marza en enero del 2013 en Las Margaritas, Chiapas.

“No se avanzó. Sigue siendo Margarita y toda esta región de Chiapas, una zona marginada, con mucha pobreza, no hay resultados favorables, porque los caminos están destruidos, nos están pidiendo que se apoye para que haya universidades. No hay universidades públicas”, comentó.

Finalmente, Andrés Manuel López Obrador prometió que en caso de ganar las elecciones del 1 de julio, respetará y no confrontará nunca al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

“Ellos iniciaron una lucha importante para que se volteara a ver la pobreza y el abandono de las comunidades indígenas; fue un movimiento justo, y nosotros vamos a respetarlos siempre, no vamos nosotros nunca  confrontarnos ni con el zapatismo, ni con las organizaciones sociales; vamos a hacer nuestro trabajo para que haya justicia en esta región de Chiapas y en todo el país”, concluyó.

jmonroy@eleconomista.com.mx