El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador dijo que mañana acudirá al tercer y último debate presidencial, como Kalimán, sereno y paciente, pues reiteró que “este arroz ya se coció”.

En un mitin en Las Margaritas, Chiapas, expresó: “ahora que llegaba, sacaron una cartulina. Los que tienen más edad saben de Kalimán ¿verdad? Ya decía Kalimán: serenidad y paciencia, porque mañana vamos a un debate, a Mérida, Yucatán, con los otros candidatos. Ya me están recomendando serenidad, paciencia. ¡No te enojes! ¡Ya tranquilo, que este arroz, ya se coció!”.

El aspirante presidencial de Morena, PT y PES reiteró que a sus seguidores, que está seguro de su triunfo el 1 de julio, aunque les solicitó el voto parejo, no cruzado, para los candidatos a todos los cargos de elección postulados por la coalición que él encabeza. López Obrador argumentó que sus adversarios políticos ya aceptaron su triunfo, pero se quieren ir a “apergollar” en la Cámara de Diputados y en el Senado para dificultar su eventual gobierno.

En su mitin, el candidato presidencial insistió en que la compra del voto es un “pecado social”, pues dijo que en la Biblia se condena que se use a las personas para beneficios personales. Incluso, dijo, el Papa Francisco también está en contra del uso electoral de las personas.

“Les pido que no haya voto diferenciado, que no haya voto dividido, se los pido, porque no es votar por los candidatos o por los partidos, es votar por la transformación de México. No es de que, hay que apoyar al peje. Dicen los de arriba: ya ni modo, va a ganar Andrés Manuel, pero para el Senado, no, para diputado federal que se otro, para que no tenga mayoría en la Cámara de Diputados y de Senadores. Se quieren ir a apergollar. Yo les pediría voto parejo para que den mayoría en la Cámara de Senadores, en la Cámara de Diputados, y lo mismo aquí para Gobernador”, expuso.

Luego de este mitin, López Obrador se trasladó a Comitán, Chiapas, donde tendrá su último acto proselitista de este día.

[email protected]