México tiene la capacidad necesaria para atender las necesidades sanitarias de los migrantes que se encuentran en territorio nacional, por lo que no se requiere apoyo internacional, destacó Alejandro Svarch, director general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Salud.

Si bien las consultas y atención otorgadas a los migrantes han representado un gasto para el país, no se trata de erogaciones que pongan en riesgo los programas de salud para los mexicanos, además que hay un trabajo coordinado con las secretarías de salud estatales, acotó.

La apuesta en las acciones sanitarias es la promoción de la salud y la medicina preventiva, para resolver cualquier situación en el primer nivel de atención, sin meter presión a hospitales de segundo nivel, afirmó Svarch en entrevista con Notimex.

Detalló que “los migrantes son, por lo regular, una población más saludable que la local, ya que de acuerdo a la experiencia nacional e internacional, sabemos que demandan 25% menos servicios sanitarios que los habitantes de las comunidades a donde llegan”.

Las personas enfermas no tomarían el riesgo de un viaje tan largo y en malas condiciones, como ocurre con estas caravanas, apuntó, al señalar que es falsa la idea de que los migrantes reclaman más servicios médicos.

El funcionario mencionó que en 90% de los casos, las personas que han recibido consulta médica en los módulos instalados en albergues y estaciones migratorias presentan cuatro malestares: diarreas, deshidratación, enfermedades respiratorias (gripe p resfriado) y micosis (infecciones en la piel).

Precisó que es más probable que los migrantes contraigan alguna enfermedad que circule entre la población local, a que puedan contagiar alguna dolencia a los radicados en México, y subrayó que "se les apoya con el esquema de vacunación vigente en nuestro país”.

Svarch indicó que la carga de atención a la salud de los migrantes es menor en la frontera sur, y mayor en los estados de la frontera norte, principalmente en la ciudad de Tijuana, Baja California, por el retorno de algunas de estas personas en espera de que se resuelva su solicitud de ingreso a Estados Unidos.

Adelantó que el próximo martes, autoridades de la Secretaría de Salud federal se reunirán con los secretarios de Salud de Chiapas y Tabasco para articular una mejor respuesta a las comunidades de migrantes, así como también con los de Oaxaca, Guerrero y Veracruz, que también reciben a estos viajeros.