El acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y México incluye el envío de efectivos de la Guardia Nacional mexicana a su frontera sur y la recepción de migrantes en el país latinoamericano mientras aguardan por su proceso de asilo estadounidense, dijo el viernes el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

"Lo que se va a hacer es darle prioridad a los 11 municipios de la frontera sur, este despliegue (de la Guardia Nacional) empezará el día lunes", dijo a la prensa Ebrard, quien calificó al acuerdo como "equilibrado".

Agregó que para los migrantes que se encuentren en México habrá un programa para ofrecerles trabajo y proteger sus derechos humanos mientras concluyen su proceso de asilo en el vecino del norte.

El canciller mexicano afirmó que el gobierno de Estados Unidos respalda el plan de desarrollo integral para el sur de México y el triángulo norte de Centroamérica que impulsa el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.