El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que 80% de los 250 elementos de la Policía Federal que el miércoles pasado participaron en manifestaciones y bloqueos en la Ciudad de México ya aceptaron el programa de retiro y, por ende, ya no pertenecen a la corporación.

“Es un grupo pequeño, no desestimamos (...) Ya fueron incorporados al programa de retiro. Cualquier elemento de la Policía Federal que no tenga interés de pasar a la Guardia Nacional o reinscribirse en alguna otra opción de seguridad, puede incorporarse al programa de retiro, y no es imprescindible que recurra a un abogado.

“No hay absolutamente ninguna razón para manifestarse, quien lo quiera tiene las ventanillas abiertas para incorporarse al programa de retiro. Haría un llamado a los elementos a que se acerquen a las autoridades, e inicien su proceso”, dijo Durazo, entrevistado luego de la Reunión Binacional de Planeación y Seguridad Fronteriza.

Sin embargo, entrevistado por separado, Mario Alberto Lover Martínez, uno de los dirigentes del movimiento opositor de los uniformados, calificó como un engaño de parte del gobierno y de la Secretaría de Seguridad que se diga que están pagando las liquidaciones.

Afirmó que quienes voluntariamente aceptaron el plan de retiro que les propuso el gobierno, no han recibido sus pagos, y se les amenaza con causar baja de la corporación en caso de no asistir a laborar, por abandono de servicio.

Los integrantes del movimiento de policías inconformes busca, principalmente, que se les liquide debido a la desaparición de la Policía Federal.

Lo anterior fue estipulado después de las reformas que se aprobaron con motivo de la entrada en funciones de la Guardia Nacional, el año pasado.

[email protected]