El canciller Marcelo Ebrard proporcionó a la Fiscalía General de la República (FGR) la información relevante con la que cuenta hasta el momento para la carpeta de investigación que está integrando la dependencia a cargo de Alejandro Gertz Manero sobre el ataque en El Paso, Texas registrado el pasado sábado en el que murieron 22 personas, entre ellas ocho mexicanos.

El secretario de Relaciones Exteriores y el fiscal general de la República se reunieron en la FGR para hablar sobre la estrategia que seguirán tanto en materia jurídica, como diplomática en este caso, reportó la SRE en un comunicado emitido la noche de este martes.

"Tanto el secretario Ebrard, como el fiscal general Gertz Manero coincidieron en que el atentado en El Paso se trata de un acto equiparable al terrorismo en contra de ciudadanos mexicanos en el exterior", detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Durante la conferencia matutina de este martes, el canciller expresó que el ataque del sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, es el peor que se ha visto en los últimos años por cuestiones de racismo.

“Sin duda, es una de las tragedias más grandes que ha tocado vivir a las y a los mexicanos en territorio norteamericano. Recabamos testimonios muy impactantes de las personas que estuvieron ahí, detalles que hablan de maldad sin fin de esta persona, entrar a una tienda Walmart en un día de oferta para el regreso a clases, el Walmart lleno de familias, el tipo con toda sangre fría se puso una especie de audífono para no escuchar las detonaciones, ni los gritos de los heridos y literalmente entró y disparó a mansalva sobre las personas, sean estas de nueve años o bebes, o familias completas.

“No creo exagerar si les digo que es la tragedia más grande que hemos visto. Y además el sujeto, con toda intención de atacar a mexicanas y mexicanos o personas de origen mexicano, porque esa tienda es una tienda muy conocida entre nuestra comunidad, que por cierto es una comunidad binacional. Binacional digo porque en Estados Unidos, en El Paso, la proporción de personas que son de origen mexicano o hispano es enorme, entonces, es una comunidad binacional, así me lo dijo ayer el alcalde, a quien también le externé nuestras condolencias y solidaridad”, comentó.

Ebrard Casaubon dijo que el gobierno de Estados Unidos colaboró eficazmente para entregar los cuerpos de los mexicanos fallecidos, que eran originarios de la Ciudad Juárez, Chihuahua; Aguascalientes; Torreón, Coahuila, y Zacatecas.

El funcionario comentó que hay seis personas heridas que siguen hospitalizadas, tres de ellas en estado delicado y el resto fuera de peligro. Se han dado de alta a dos personas, una niña de nueve años de edad, la más pequeña y una mujer de 60 años de edad.