Los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN y PRD en el Senado y en la Cámara de Diputados aceptaron que la iniciativa de seguridad y justicia del presidente Enrique Peña Nieto no tiene consenso, pues el tema que ha causado más enfrentamiento es el de intervención de la Federación en los municipios infiltrados por el crimen organizado; no obstante, sin dar un calendario, acordaron revisar la propuesta de reforma constitucional para que transite por ambas cámaras.

Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI, expuso que no hay consensos en la parte de intervención a los ayuntamientos coludidos con la delincuencia.

En conferencia de prensa, en la antigua sede del Senado, luego de una reunión entre coordinadores y vicecoordinadores parlamentarios, Beltrones Rivera consideró que la propuesta de mando único policial estatal puede tener algún acuerdo.

Miguel Barbosa, líder de la bancada perredista en el Senado y presidente de dicha Cámara, dijo tajantemente que la propuesta presidencial no tiene consenso y advirtió que de salir tendrá modificaciones. Que quede constancia de que el Congreso mexicano tiene la disposición de darle herramientas al gobierno de la República para poder construir una nueva estrategia de seguridad pública y que la ciudadanía vea que hay respuesta del Congreso en este asunto que responde a la opinión pública, a la necesidad que la sociedad ha reclamado de estos momentos , expresó.

El coordinador de los diputados del PAN, José Isabel Trejo, dijo que su partido quiere modificar la iniciativa presidencial y la revisarán en lo que resta del periodo ordinario que culmina el 15 de diciembre, de lo contrario se revisaría en un extraordinario.

Aunque públicamente los coordinadores no cerraron la puerta a un periodo extraordinario en diciembre para revisar la iniciativa presidencial, en privado afirmaron que es improbable.

José Rosas Aispuro, vicepresidente del Senado, afirmó que no hay condiciones para que se convoque a un extraordinario, pues las modificaciones constitucionales que planteó Peña Nieto deben analizarse a profundidad al escuchar a especialistas, juristas y a asociaciones de alcaldes.

Vemos complicado que en un lapso de 10 o 15 días se pueda analizar una reforma de gran calado, que busca modificar las estructuras de gobierno y de policía. Es necesario analizarla a fondo para evitar errores o vicios de inconstitucionalidad , reflexionó.

Por como está planteado el asunto, cuando menos amerita un tratamiento con mayor tiempo y mayor capacidad de análisis para, en función de eso, dictaminar, haciendo las modificaciones que procedan para que pueda ser un instrumento útil. De lo contrario, en los términos en que está planteada, simplemente se sentarían las bases para cometer arbitrariedades en lo general con los municipios, sin combatir de fondo el asunto que se pretende con la iniciativa , agregó el coordinador de los diputados del PRD, Miguel Alonso Raya.

Comentó que el blanquiazul respaldaría el tema del mando único como una forma de fortalecer las estructuras policiales y de seguridad en el país, con mayores controles de confianza y transparencia, pero opinó que la desaparición de municipios es un tema que no puede avanzar.

Por otro lado, Barbosa Huerta dijo que la Comisión Permanente se adelantará a su instalación, la cual será el jueves y no el 15 de diciembre. Beltrones comentó que sí se podrá solicitar el extraordinario a la Permanente, pero recordó que esto sólo se podrá llevar a cabo con dictamen en mano.

En cuanto a las investigaciones del caso Ayotzinapa, el perredista Miguel Barbosa dijo que el procurador Jesús Murillo debe de presentar resultados finales de la forma de ejecución de estudiantes y del móvil, además de dar una lista de los responsables, a quienes se debe castigar. Mientras que Trejo Reyes confió en que los resultados recientes no sean causa de manifestaciones violentas.

Anticorrupción, sí va

En el tema de agenda parlamentaria, los coordinadores y vicecoordinadores acordaron sacar un paquete de reformas a más tardar el próximo lunes, entre ellas la ley anticorrupción y las reformas sobre salario mínimo y deuda de estados.

Acordaron destrabar la reforma constitucional que regula la deuda de estados y municipios al aceptar que una comisión bicamaral revise y exhiba a las autoridades locales que quieran atraer empréstitos excesivos, propuesta que en un inicio habían rechazado los diputados por considerar que los senadores no tenían facultad constitucional para el tema.