El secretario de Gobierno del Estado de México, Jorge Manzur Quiroga, confirmó que las dos personas (un hombre y una mujer) que este martes fueron ejecutadas por una multitud de la comunidad de Santiago Atlatongo, en Teotihuacán, sí pertenecían a una banda de secuestradores.

Confirmó que, como lo denunciaron los habitantes de Santiago Atlatongo, esa banda había secuestrado a un joven de dicha comunidad, de nombre Humberto Flores Rivas, de 24 años, quien al ser presentado ante el Ministerio Público reconoció como sus raptores a los dos fallecidos y al tercer sujeto que sobrevivió al ataque de la multitud.

Manzur Quiroga explicó que el tercer sujeto que sobrevivió admitió ante la autoridad judicial que era originario de Guerrero y formaba parte de un grupo delincuencial junto con sus dos cómplices, que fueron ejecutados por los pobladores enardecidos.

Explicó que todo comenzó cuando el hermano del joven Humberto Flores reconoció la camioneta de su hermano en la que viajaban tres sospechosos, por lo que alertó a los habitantes de Santiago Atlatongo, quienes los detuvieron y llevaron hasta el kiosco, donde ejecutaron a dos de ellos.

De acuerdo con Jorge Manzur Quiroga, el joven Humberto Flores Rivas fue liberado por un cuarto integrante de la banda de secuestradores, quien lo dejó sobre el kilómetro 48 de la carretera Venta de Carpio-Teotihuacán.

Elementos de la Policía Federal localizaron en buen estado de salud al joven, después de que fue liberado.

La Procuraduría de Justicia mexiquense informó también la liberación de 18 habitantes de Santiago Atlatongo que habían sido detenidos, acusados del linchamiento de los dos secuestradores.

El Ministerio Público del fuero común no encontró datos de prueba para establecer la flagrancia de alguno de estos sujetos en el delito de homicidio , precisó.

Sin embargo, destacó que seguirá indagando sobre la identidad de quienes cometieron el doble crimen.