A diferencia de lo que ocurrió con el extitular del Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hinojosa, el Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard sale bien evaluado al término de su gestión en la ciudad de México.

Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, afirma que la obra pública y el transporte fueron las principales acciones por las que los habitantes del Distrito Federal le dan una aprobación de más de 70% a quien en un par de horas dejará el cargo como Jefe de Gobierno.

De los defeños, 62% reconoce las obras públicas como principal acción del gobierno; en segundo término, la mejora en el transporte público, y de la imagen de la ciudad con 57%, respectivamente.

En un año, la aceptación de Ebrard Casaubon entre los capitalinos aumentó 10 puntos porcentuales, ya que en agosto del 2011 su aprobación era de 64.5%, mientras que a noviembre de este año ascendió a 74.4 por ciento.

Aunque Roy Campos dice que en general el Primer Mandatario del DF resulta bien evaluado, hubo dos puntos flacos claramente identificados: la tragedia del New’s Divine, donde varios jóvenes perdieron la vida, así como elementos de seguridad, y el conflicto de la UACM, que ha dejado sin clases a 14,800 estudiantes por 98 días. Son los dos casos que los jóvenes le reclaman a Ebrard por no haber actuado bien , destaca.

LAS RIENDAS DE LA CAPITAL

En contraste con la opinión de los mexicanos sobre que Calderón Hinojosa no tuvo las riendas del país durante su gestión, 53% de los capitalinos considera que el gobierno de Marcelo Ebrard sí tuvo las riendas de la ciudad, mientras que otro 43% considera que se le salieron de control.

Otro aspecto positivo que deja el Mandatario local es la impresión de que cumplió las promesas que hizo en campaña, ya que dos de cada tres habitantes del DF así lo piensan.

Los capitalinos refieren que los mayores atributos de Ebrard son su liderazgo (47%), seguido de la tolerancia (44 por ciento).

El Presidente de Consulta Mitofsky refiere que el hoy presidente del Consejo Nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, siempre ha sido un opositor permanente del gobierno federal, en tanto que el todavía Jefe de Gobierno trató desde el principio de hacer acuerdos.

Aunque Ebrard Casaubon se ve menos presidencial que hace un año, cuando el tabasqueño le ganó la candidatura presidencial. Roy reconoce que aún tiene un largo camino político que recorrer; el reto, afirman, es sobrevivir sin los reflectores que el cargo como Jefe de Gobierno le daban.

Su trabajo al frente de la administración capitalina sin duda será recordado por las grandes obras que se construyeron o iniciaron en su sexenio; al final, entrega también un buen saldo para su partido al obtener éste el triunfo más holgado del que se tenga registro, sin duda también producto de un candidato carismático proveniente de su gabinete .

EXPERTO

ESTRATEGIA OPERATIVA DESTACA ACCIONES DE EBRARD

Luis Gómez Sánchez, coordinador del Centro de Estudios Teóricos en Ciencias Sociales de la UNAM, destaca que a diferencia del exjefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, Ebrard Casaubon tuvo una estrategia más operativa y por lo tanto fue más eficaz en la consolidación de políticas públicas en la ciudad.

La administración de Marcelo Ebrard, a diferencia de las dos anteriores del PRD, se dio en un marco de mayor conocimiento y fue una gestión más técnica, es decir, se procedió con evaluaciones sistemáticas, que permitieron encontrar algunas soluciones a los grandes problemas .

Gómez Sánchez destaca que la recuperación del espacio público, el proyecto de bicicletas, el remozamiento de la Alameda, el descenso de la criminalidad en la ciudad, la conclusión del proyecto de las vías alternas del segundo piso y la Supervía son los parámetros que le dan una mayor eficiencia en su gestión.

El académico afirma que el surgimiento de una izquierda contemporánea, más socialdemócrata, genera una visión de que son capaces de gobernar. Aunque reconoce que actualmente se vive una división en los partidos de izquierda, Ebrard es un hombre joven, energético, tiene un lado técnico, obviamente, su figura política ha crecido y muy probablemente muchos sectores de la izquierda voltearán hacia él para concretarle un futuro mejor .

veronica.macias@eleconomista.mx