Los jóvenes en México tampoco se libran de la informalidad, uno de los mayores retos de nuestro país.

La tasa de informalidad juvenil es mayor con comparación con la de los adultos, un 62.2% en los jóvenes frente a un 56.7% en el caso de los adultos, comentó Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social.

“Eso quiere decir que si nosotros siguiéramos en esa misma lógica estamos destinando a que todos estos jóvenes cuando lleguen a la población adulta no van a tener la posibilidad de tener una pensión", expuso la funcionaria en su participación en el IV Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico.

Y hoy en día, "no tienen seguridad social, no tienen atención médica, no tienen acceso a vivienda”, agregó.

Pero la tasa de informalidad no es la única en la que los jóvenes ganan. El desempleo juvenil es tres veces mayor al de la población adulta. Ambas cifras son parte del diagnóstico que se hizo para la creación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Sin embargo, dijo Alcalde Luján, para México la población juvenil representa la oportunidad de aprovechar el talento y la energía. “Es el momento en el cual tenemos que aprovechar que somos un país joven”.

En ese sentido, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) destacó el trabajo de Jóvenes Construyendo el Futuro para mejorar la empleabilidad de los jóvenes.

Ante un contexto en el que cada vez las empresas tienen más complicaciones para encontrar perfiles adecuados, la iniciativa privada se ha comprometido con este programa emblema del nuevo gobierno. “Tenemos 133,288 centros de trabajo. Alrededor del país el sector privado realmente se ha comprometido y ha dicho: le apuesto al programa de Jóvenes Construyendo el Futuro”.

Por otra parte, la encargada de la política laboral del país comentó que la mayoría de los becarios del programa se concentran en tres estados del sur (Chiapas, Tabasco y Veracruz) y uno del centro (Estado de México).

“Eso responde a una realidad en México. El México del norte ha tenido mayores niveles de crecimiento, pero el México del sureste se ha quedado rezagado y no ha habido crecimiento y eso también lo podemos ver reflejado aquí, es donde más jóvenes tenemos que no estudian y no trabajan y por eso es donde más jóvenes están aprovechando mejor el programa”.

Luisa María Alcalde apuntó que la empleabilidad de los jóvenes es una apuesta necesaria y que requiere de la participación de todos los sectores de la sociedad. Además, la justicia y el bienestar sólo serán posibles con un crecimiento inclusivo.

La directora de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba, Gerardina González, expuso que Latinoamérica tiene en la informalidad uno de sus mayores desafíos.

“La informalidad que ya ustedes mencionaron es tremenda. Si nuestro primer trabajo es en la economía informal, probablemente toda la carrera profesional estará en la informalidad. Hay que hacer un esfuerzo enorme para que el primer empleo de los jóvenes sea un empleo formal”.

Universidad no garantiza mejor vida

La universidad ya no es garantía de una mejor calidad de vida. En el mundo hay 2,000 millones de trabajadores que continúan en la pobreza, destacó Gerardina González.

En ese sentido, Alejandro Encinas, titular de la Unidad de Política Laboral y Asuntos Internacionales de México, apuntó que los programas académicos se están quedando corto en el desarrollo de competencias requeridas por el mercado laboral.

En ese punto, Laura Ripani, especialista en Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informarse sobre la evolución del mercado laboral y con base en ello decidir sus estudios.