Ante la controversia en la que recientemente se ha visto envuelta la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, el legislador de Movimiento Ciudadano (MC), Mario Rodríguez, señaló que, si bien las auditorías pueden causar inconformidad, se debe respetar el proceso de aclaraciones, y recalcó que esto no sucedió tras la difusión de un oficio reconociendo fallas metodológicas en la Fiscalización de la Cuenta Pública del 2019.

El pasado 20 de febrero la ASF envió a San Lázaro la tercera entrega de Informes Individuales y el Informe General Ejecutivo de la Cuenta Pública de 2019, en los que se incluyeron las auditorías de los megaproyectos emblema de la actual administración como la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y la construcción del Nuevo Aeropuerto en Santa Lucía.

En el documento, la ASF dio a conocer que la cancelación del aeropuerto de Texcoco tuvo un costo de 331,996 millones de pesos, sin embargo, dos días después la Auditoría informó que existieron inconsistencias metodológicas en la cuantificación del monto de la suspensión de la obra.

Entrevistado por El Economista, Mario Rodríguez enfatizó que desde el martes las y los integrantes de la Comisión de Vigilancia acordaron realizar mesas de trabajo, que iniciarán el próximo lunes, para analizar los informes de la Cuenta Pública del 2019 con el titular de la ASF, David Colmenares, y los auditores especiales responsables.

Asimismo, la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión de Vigilancia, realizará las investigaciones correspondientes para llevar a cabo los procedimientos legales y administrativos con el fin de deslindar responsabilidades.

“Siempre existen discrepancias en las auditorías. La parte más importante es esperar los tiempos adecuados para la confronta. Si tenía que decir algo, se tenía que realizar cuando el fiscalizador y el ente fiscalizable presentaran información y se evaluaran los datos de ambas partes. En este caso, lo más irregular que existe es que el auditor haya informado a través de un oficio sobre las fallas metodológicas”, indicó.

Señalamientos del Ejecutivo

Mario Rodríguez agregó que no existe presión política por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados para investigar el caso, ya que con base en su autonomía, las y los diputados federales solicitaron la comparecencia de la ASF.

Ayer se conoció que el representante del Ejecutivo Federal envió a la Mesa Directiva de la Cámara Baja una carta solicitando la investigación y esclarecimiento sobre las afirmaciones de la ASF, al expresar que el órgano “elaboró un informe falso sobre el procedimiento y el manejo de recursos del gobierno”.

El legislador de Morena, e integrante de la Comisión de Vigilancia, Marco Andrade, confió que durante las mesas de trabajo entre congresistas y auditores se realicen las aclaraciones necesarias, ya que de lo contrario, advirtió, se fincarán las acciones correspondientes.

“Nosotros nos vamos a encargar de la parte técnica; de la documentación y comprobación. Si hay una cuestión tendenciosa en la que la información tenga tintes políticos, vamos a ir avanzando. Es una situación extraordinaria. Por lo que vemos, desde un inicio, se trató de una cuestión de mala fe, información falsa y tendenciosa por cuestión, quizá, de los tiempos que vienen de la jornada electoral”, expresó.

Sin embargo, descartó que este caso vulnere la credibilidad de los informes anteriores presentados por la ASF.

Por su parte, la coordinadora del grupo parlamentario del PRD en San Lázaro, Verónica Juárez, indicó que las supuestas fallas metodológicas no indican que no se haya registrado un sobrecosto en la cancelación del aeropuerto de Texcoco, al tiempo que acusó una persecución en contra de la ASF por parte del Ejecutivo federal.

Esta no es la primera vez que la ASF de Colmenares se enfrenta a una polémica.

En 2018, el actual auditor despidió a la directora general de auditorías forenses de la ASF, Muna Dora Buchahin Abulhosn, quien dirigió la auditoría que reveló el desvió de recursos públicos que se dio a conocer como La Estafa Maestra, por lo que la exfuncionaria solicitó al auditor superior explicar su despido “sorpresivo e injustificado”.

La respuesta del organismo fue que Buchahin Abulhosn fue destituida por un supuesto conflicto de intereses, ya que según con la ASF, la auditora se aprovechó de su cargo como servidora.

David Colmenares rechaza dejar el puesto

“No, por supuesto. Si no hay una causa legal, fundamentada, claro que no”, respondió David Colmenares Páramo a la pregunta de si está dispuesto a renunciar al cargo de auditor superior de la Federación.

“Tengo que tener la entereza, soy un hombre de Estado. Esta es una institución del Estado, somos respetuosos de las instituciones, de la figura presidencial, de la institución más valiosa, y aquí yo fui electo para hacer bien las cosas, no para hacer politiquería ni tratar de dañar a ninguna administración y menos a la actual”, dijo, entrevistado por Radio Fórmula.

El titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) aclaró, desde su oficina, que la reunión del próximo lunes con la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados no es consecuencia de la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador para que se investigue a este órgano, aunque manifestó que si lo quieren auditar, adelante.

Para él es muy importante que se revise todo, comentó, porque no se puede demeritar el trabajo de toda una institución con una descalificación. “Nosotros no somos un órgano político y no somos militantes de ningún partido”, aunque admitió que ha trabajado en gobiernos “priistas y panistas”.

La polémica en que está envuelto Colmenares Páramo surgió porque la ASF cuantificó a más del triple del monto original estimado de la cancelación del aeropuerto de Texcoco, y luego reconoció que incurrió en inconsistencias.

Pudo haber “de todo” durante las auditorías practicadas, dijo, “pero no mala fe”.

“Que es un error, está bien. Nosotros ya hemos fincado las responsabilidades internas, pero la cuestión es que mala fe no hubo”, insistió. (Con información de Rolando Ramos)