Por segunda ocasión, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) pospuso el fallo de la licitación para la construcción, electrificación y conservación del segmento norte del tramo 5 del Tren Maya (Cancún Aeropuerto-Playa del Carmen, que tienen una extensión de 49.8 km), para el cual recibió 10 propuestas que promedian 14,500 millones de pesos.

El consorcio ganador se debió conocer el 10 de febrero, pero se cambió al 24 de febrero y, ahora, la nueva fecha es el próximo cinco de marzo. El Fonatur fundamentó el cambio referido en la Ley de Obras Públicas y Servicio Relacionados con las Mismas y reglamento, según lo detalló en una nota informativa a los participantes.

Ante los cambios en el calendario de licitación, ha trascendido la posibilidad de que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se haga cargo del segmento, en virtud de que sus ingenieros militares ya iniciaron los trabajos preparatorios para construir el nuevo aeropuerto de Tulum y los tramos 6 y 7 del Tren Maya.

La licitación de carácter internacional atrajo la atención de empresas mexicanas, españolas y chinas, principalmente, quienes formaron consorcios.

De acuerdo con la información disponible, el grupo integrado por ICA, Mota Engil México e Impulsora de Desarrollo presentó la propuesta económica más baja: 10,349.4 millones de pesos, en tanto que el de Operadora CICSA, La Peninsular Compañía Constructora y FCC Construcción entregó la de mayor monto: 18,557.9 millones de pesos.

Además de la elaboración del proyecto ejecutivo de la obra, el contrato que se adjudicará implica la construcción de 18 pasos vehiculares, el viaducto ferroviario de Puerto Morelos y el suministro, instalación, configuración y pruebas del sistema de catenaria flexible necesario para que el tren circule a una velocidad de 160 km/h.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx