El Consejo General del IFE prevé aplicar una multa por 288 millones de pesos al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), la tercera sanción más alta en la historia del órgano electoral contra un instituto político.

La Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) consideró fundado el proyecto especial sancionador contra ese partido, por lo que de ser aprobado por el Consejo General, se aplicará la sanción más alta para un partido luego de las de los casos Pemexgate y Los Amigos de Fox .

El tema se encontraba pendiente desde el 27 de abril de 2011, cuando el colegiado determinó que procedía la multa pero debido a que se produjo un empate respecto al monto, se determinó dejar el tema pendiente hasta que estuvieran los nueve consejeros.

La multa se debe a que los Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza se beneficiaron de mensajes difundidos por las revistas TvyNovelas y Vértigo, de Televisa y Tv Azteca, respectivamente, durante los comicios de 2009.

Los consejeros Leonardo Valdés Zurita, Alfredo Figueroa Fernández y Benito Nacif Hernández votaron a favor de que se impusieran sanciones de 288 millones de pesos al PVEM y cuatro millones a Nueva Alianza.

En contraparte, Macarita Elizondo Gasperín, Francisco Guerrero Aguirre y Marco Antonio Martínez Baños consideraron que el monto no estaba fundamentado, e incluso los dos primeros solicitaron no votar el dictamen hasta que hubiera mayor investigación, por considerar que la multa era excesiva e irracional.

En lo que respecta al PVEM, se resolvió que la multa procede pues se corroboró que este instituto político recurrió a la integración de producto ; es decir, hizo campaña proselitista, en este caso con entrevistas a los actores Raúl Araiza y Maité Perroni.

NADA CONTRA THE ROYAL TOUR

También se prevé que durante su sesión del miércoles el Consejo General declare infundadas dos quejas contra el presidente Felipe Calderón por el programa denominado The Royal Tour y sus declaraciones vertidas al diario estadunidense The New York Times.

De acuerdo con el expediente, el Ejecutivo federal fue señalado por presuntamente aseverar que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) negocia con grupos criminales.

Sin embargo, no prosperaron las dos acusaciones del PRI por la violación a los principios de libertad de los procesos electorales, libertad del sufragio e imparcialidad de los servidores públicos, promoción personalizada de un servidor público y uso de recursos públicos para promoción.

La que sí se declaró fundada es una acusación contra el Partido Acción Nacional (PAN) y Luisa María Calderón Hinojosa, otrora candidata de esa fuerza política a la gubernatura de Michoacán.

Se ha planteado aplicarles una sanción cercana a un millón de pesos por haber adquirido tiempos en televisión, en el programa de 'Historias Engarzadas'.