Omar Plancarte Hernández, candidato a la alcaldía de Uruapan, Michoacán, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue secuestrado este martes por hombres armados en el municipio de Villa Jiménez, cuando se encontraba en una de sus propiedades.

El aspirante a presidente municipal se encontraba en un rancho de su propiedad en la comunidad de Caurio de Guadalupe cuando fue sorprendido por un comando que lo obligó a abordar un vehículo Jetta color gris.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán desplegó un dispositivo con elementos de esa corporación, del Ejército y de la Guardia Nacional, para la búsqueda en la localidad de Caurio, así como en las inmediaciones del rancho donde se implementan filtros de revisión vehicular y patrullajes.

El también empresario aguacatero había expresado en diversas entrevistas que la delincuencia organizada se había adueñado de Uruapan. En el 2012 denunció el plagio de dos de sus hijos en Jalisco, donde se encontraban estudiando. Aquella fecha, el político y empresario atribuyó el hecho al Cártel Jalisco Nueva Generación, por atribuirles una familiaridad inexistente con el líder abatido de los Caballeros Templarios, Enrique “Kike” Plancarte.

La dirigencia estatal del PVEM confirmó el secuestro de su candidato, y expresó que “solo generan incertidumbre a la ciudadanía y a nuestro estado". Hace unos días, una camioneta del equipo de campaña del candidato de ese partido a la gubernatura, Juan Antonio Magaña de la Mora, fue robada y quemada en el municipio de Nahuatzen, a donde el aspirante había acudido para reunirse con militantes.  

Apenas este lunes, especialistas electorales de Estados Unidos y Canadá alertaron que los comicios en marcha en nuestro país presentan desafíos como la infiltración de dinero ilícito en las campañas y la creciente violencia contra candidatos.

“Uno de los desafíos más preocupantes es la creciente tendencia de violencia política en México, que resultó en, ha resultado en el asesinato de candidatos políticos y líderes electos que buscan la reelección. Este fenómeno que en esta coyuntura es más prevalente a nivel municipal y estatal”, dijo Armand Peschard, Observador Internacional del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Apenas el pasado domingo, fue asesinado Arturo Flores Bautista, candidato del partido Movimiento Ciudadano (MC), a síndico propietario del municipio de Landa de Matamoros, Querétaro.

Según la titular de la Secretaría de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez, 13 candidatos han sido asesinados en lo que va de las campañas políticas; 148 aspirantes cuentan con protección; 187 recibieron amenazas, 101 reportaron algún tipo de agresión y 11 fueron secuestrados.

Según la consultora Etellekt, hasta el 20 de mayo habían sido asesinados 86 políticos en todo el país, de los cuales, 32 eran aspirantes y candidatos a algún puesto de elección popular. 

kg