Un fin de semana violento vivieron varios candidatos en el país, a 13 días de los comicios federales y locales. Secuestros, asesinatos y amenazas, fueron parte de lo que vivieron aspirantes a cargos públicos en Querétaro, Chihuahua, el Edomex, Chiapas y Oaxaca.

Ayer fue asesinado Arturo Flores Bautista, candidato de Movimiento Ciudadano (MC), a síndico propietario del municipio de Landa de Matamoros, Querétaro. Autoridades ministeriales del estado detuvieron como presunto responsable a Emmanuel Trejo Ramírez, quien es hermano de Jhonatan Trejo Ramírez, candidato del PRI a la alcaldía de ese mismo municipio.

En Chiapas, la candidata a alcalde de Cintalapa por el partido Chiapas Unidos, Alejandra Aranda, fue liberada luego permanecer retenida por más de 24 horas por parte de pobladores de la comunidad Canaán. Junto con la candidata fueron retenidas otras 27 personas, entre ellas su hermana y su hijo menor de edad. La aspirante informó que presentaría una denuncia penal por estos hechos.

En Oaxaca, los candidatos a la presidencia municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez del PT, y Héctor Pineda Santiago, denunciaron amenazas en su contra, y pidieron a las autoridades correspondientes intervenir.  

En Chihuahua, la candidata del Partido Encuentro Solidario a una diputación local por el distrito local 04, Julieta Castillo Carreón, denunció haber recibido al menos una decena de amenazas vía telefónica antes de que, ayer por la mañana, abandonaran afuera de su domicilio un bulto encobijado en forma de cadáver.

En Ecatepec, Estado de México, un mitin de campaña de Alejandro Albarrán Velázquez, candidato del PRI a alcalde de ese municipio, terminó en una batalla campal, con saldo de varias personas descalabradas, luego de que un grupo de habitantes de la colonia Laguna de Chiconautla llegó a reprocharle al aspirante, lo que desató la confrontación.

Protegen a 148 aspirantes

Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad federal, aseguró que 13 candidatos han sido asesinados en lo que va de las campañas políticas.

Durante la conferencia presidencial del pasado viernes, la funcionaria dijo que se ha dado seguimiento a 398 casos de candidatos y candidatas que participan en el presente proceso electoral, de los cuales 148 cuentan con protección; 187 recibieron amenazas, 101 reportaron algún tipo de agresión y 11 fueron secuestrados.

El sábado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que ninguno de los candidatos asesinados se acercó a las autoridades para pedir protección.

Según la consultora Etellekt, hasta el 20 de mayo habían sido asesinados 86 políticos en todo el país, de los cuales, 32 eran aspirantes y candidatos a algún puesto de elección popular.

jorge.monroy@eleconomista.mx