El gobierno federal ha suministrado hasta este domingo 468,708 vacunas de Pfizer contra Covid-19, principalmente a médicos, enfermeras y personal hospitalario que atienden a pacientes con el nuevo coronavirus, así como a los llamados “servidores de la nación”. Esto representa un avance del 0.7% del total de la población.

Este domingo se aplicaron 5,378 vacunas en la fase expansiva dentro de los hospitales públicos del país.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, presentó el informe de avance del programa nacional de vacunación Covid, en el que se registra que 464,224 personas han recibido el esquema de una dosis de la vacuna y 3,484 el esquema completo de dos dosis del medicamento de Pfizer. 

El país ha recibido hasta el momento 545,975 dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNtech.

Ricardo Cortés dijo que está contemplado que el próximo martes 19 de enero llegue un nuevo cargamento de más de 400,000 dosis de la vacuna de Pfizer.

Dijo que al momento se han presentado 1,252 casos de personal médico que presentó alguna reacción (fiebre, enrojecimiento, mareo, náuseas) a la vacuna de Pfizer, y de las cuales 25 han sido casos graves que estuvieron hospitalizados por algunas horas o días. De ellos, sólo cuatro permanecen en hospitalización.

Analizan cambios al calendario de vacunación contra Covid-19

Cortés Alcal anunció que el Grupo Técnico Asesor de vacunación contra Covid-19, analiza la posibilidad de hacer cambios al calendario de inmunización de la población.

Tras ser cuestionado sobre si se podrían vacunar en este momento a otros sectores diferentes al personal médico, el especialista respondió que el Grupo Técnico Asesor analiza si es necesario incluir a otros sectores, pero aclaró que sería posterior a la vacunación a adultos mayores.  

“Al momento es por edad. Si hay una mejor evaluación, o hay mejor evidencia científica para tomar otras decisiones y priorizar por ocupación, por ejemplo, a las fuerzas de seguridad pública, que son muy importantes en todo nuestro país y en todo el mundo, se tendría que priorizar así.

“El Grupo Técnico Asesor está haciendo otro análisis para saber si hay alguna otra forma de disminuir, una vez que concluyamos con las personas adultas mayores, si hay alguna otra estrategia para mitigar más rápidamente la carga de la enfermedad. Una vez que vacunamos a las personas adultas mayores lo que mitigamos es la mortalidad; básicamente el 80% de las defunciones en este país por virus SarsCov-2 se están dando en este grupo de edad, más de personas adultas mayores y con eso se va a disminuir. Una vez concluido este grupo de edad pudiera haber otra estrategia para disminuir la carga de la enfermedad”, destacó.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg