La falta de consensos en las leyes secundarias anticorrupción, tanto en el tema administrativo como en el penal, así como la miscelánea penal y el gramaje permitido para el uso personal de la mariguana frenaron las reuniones de comisiones del Senado donde aprobarían los dictámenes; sin embargo, los coordinadores parlamentarios mantuvieron el acuerdo de pedir a la Comisión Permanente la apertura del periodo extraordinario de sesiones del 13 al 17 de junio.

Mientras que los representantes de la sociedad civil salieron del recinto legislativo luego de que se les comunicó que no había condiciones para debatir el paquete anticorrupción.

El acuerdo político era que este lunes se dictaminarían en comisiones del Senado todos los temas que se van a incluir en el periodo extraordinario, pero el intento fracasó porque los dictámenes no gustaron a uno u otro grupo parlamentario.

El PAN frenó el paquete anticorrupción. Legisladores consultados dieron a conocer que un grupo mayoritario de panistas exigió a su coordinador, Fernando Herrera, no votar los dictámenes hasta que se debatan punto por punto al interior de la bancada.

Destacaron que ni siquiera los boletines que envía Herrera Ávila a nombre de la bancada se han consultado. El domingo el coordinador precisó que los dictámenes anticorrupción son una versión adelgazada e incompleta de documentos inicialmente trabajados por PAN-PRD-organizaciones sociales ; pero modificó la visión al reconocer avances en los proyectos de dictamen de las reformas a las siete leyes para el funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción , aunque precisó que hay 30 temas encorchetados.

El PAN también paró el tema de la mariguana al no estar de acuerdo con elevar a 28 gramos la cantidad máxima de portación personal de la cannabis. Se prevé que este tema se revise en comisiones después de las elecciones.

De acuerdo con senadores del PRD, es la izquierda la que retrasó la dictaminación de la miscelánea penal al argumentar que se debatirán algunos cambios con organizaciones civiles y diputados.

Los perredistas también estuvieron en contra de la reforma al Código Penal Federal en materia anticorrupción porque no incluye una reforma que considere los actos de corrupción como delincuencia organizada.

Los senadores tampoco dictaminaron la reforma constitucional en materia de seguridad que incluye el mando mixto policial porque este tema, aunque ya tiene consensos, está condicionado a la aprobación del paquete anticorrupción.

Representantes de la sociedad civil, encabezados por Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, salieron del recinto legislativo luego de que se les comunicó que no había condiciones para debatir el paquete anticorrupción.

El primer paquete anticorrupción debe constar de siete leyes (...) Ver por separado este proceso, verlo en pedacitos, actúa en contra y detrimento de la creación de un Sistema Nacional Anticorrupción , dijo Bohórquez, quien recordó que el pasado 27 de mayo venció el plazo constitucional para que el Congreso de la Unión expidiera las leyes secundarias.

Más tarde, los coordinadores parlamentarios del PRI, Emilio Gamboa; del PAN, Fernando Herrera; del PRD, Miguel Barbosa, y del PVEM, Carlos Puente, emitieron un comunicado en el que precisan que la razón fundamental por la que se pospuso el debate de los temas que serán parte del periodo extraordinario es para que las comisiones sigan trabajando las observaciones y alcancen los mayores consensos.

Refrendaron su posición para solicitar este martes a la Comisión Permanente la apertura del periodo extraordinario del 13 al 17 de junio, además analizan si en este lapso puede incorporarse el dictamen de la ley contra la desaparición forzada.

tania.rosas@eleconomista.mx