Derivado del convenio con Fundación Slim y el Gobierno de la Ciudad de México, de las 400 casas pactadas para su reconstrucción —después del pasado sismo del 19 de septiembre— actualmente 223 están en proceso para su construcción en la delegación Xochimilco.  

En conferencia de prensa, el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, informó que los trabajos de construcción de las viviendas se están llevando a cabo en San Gregorio Atlapulco, Santa María Nativitas, San Luis y Santa Cruz, pueblos de esa demarcación, ahí se construirán 223 casas.

“131 viviendas que fueron ya demolidas en la zona (de Xochimilco) 69 ya cuentan con un estudio de mecánica de suela para comenzar construcción y 62 están en espera de ese estudió”. Añadió que sin los análisis del suelo la fundación no podría comenzar los trabajos para la construcción de las viviendas. 

En otro tema, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeco) de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, informó que el próximo viernes se dará a conocer la metodología para tener contacto con quienes resultaron afectados por el sismo, con el objetivo de elaborar un censo que permita gestionar el número de apoyos requeridos.

Cuando estén los cuestionarios, la Sedeso presentará los resultados a la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, donde se determinará el tipo de apoyos financieros que se otorgarán a los afectados. 

“La Sedeso tiene 90 días para realizar el censo, pero la captación de afectados será permanente, por si alguna persona afectada no realizara su incorporación”, mencionó Amieva.

Sobre las carpetas de investigación del cobro de cheques de 3, 000 pesos para renta temporal injustificados, Mancera explicó que hay 17 más que han sido ya resueltas, lo cual lleva a 143 carpetas resultas. 

“Estamos ya también en vías de terminar con esta ruta. Las carpetas en trámite son ahora 37, que están en las mismas rutas, algunas en devolución de dinero y otras ya con la conclusión que se corrobora la posible afectación o daño”, concluyó.

salvador.corona@eleconomista.mx