Aleida Calleja, directora general del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), confirmó que a partir del lunes 1 de julio, 240 trabajadores ya no laborarán en ese grupo, lo que propiciará que varias estaciones dejarán de transmitir.

Entrevistada en el programa radiofónico "Así las cosas" expuso que no fue posible salvar la reserva surgida tras el recorte de poco más de 10% de sus recursos económicos, establecido tanto en el Presupuesto de Egresos de la Federación como por las medidas de austeridad impuestas por el gobierno federal, aunado a las precarias condiciones en que les fue entregado el instituto.

Por ello fue necesario prescindir de los servicios profesionales de trabajadores independientes, conocidos como "freelance", que componen la mayor parte de la plantilla del IMER, entre ellos productores, conductores, continuistas, guionistas y programadores.

Calleja Gutiérrez indicó que desde mayo ha sostenido pláticas con autoridades de las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para salvar este escollo y encontrar soluciones o alternativas que les permitieran salvar la restricción presupuestal.

En la entrevista en W Radio reconoció que ambas dependencias han mantenido los canales de diálogo y el acompañamiento, “nos hemos sentado juntos y ha habido voluntad para revisar la situación”; asimismo destacó la solidaridad de otros medios públicos federales para que el IMER salga adelante.

La directora de Instituto Mexicano de la Radio resaltó que seguirá peleando para que la situación cambie, porque no es una decisión unipersonal que el IMER esté en las circunstancias adversas actuales y subrayó que sin recursos es imposible sostener las cartas programáticas de las 21 emisoras que existen desde la frontera norte hasta el sur del país.

erp