La crisis que enfrenta el Imer se resolverá pronto, no habrá despidos y antes del 30 de junio se deberán liberar cerca de 20 millones de pesos, aseguró el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil.

Al asegurar que se defenderán y fortalecerán los medios públicos, subrayó que "lo positivo de esta crisis es que hay una conciencia del gobierno y de los ciudadanos a favor de la radio pública".

"Hay que defender el Imer y se va a defender”; aunque, se heredó una estación devastada, “de abandono durante la administración pasada”, dijo en entrevista en Palacio Nacional, previo a la presentación de las Acciones de la Estrategia Nacional de Lectura, que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Interrogado en torno a si los medios públicos podrían caer en una situación crítica, respondió que no, ya que “la situación crítica es para todo el gobierno, es decir, no es solamente de los medios públicos. Es una situación de austeridad".

Desgraciadamente, expuso, hay casos como el del Instituto Mexicano de la Radio (Imer), donde 80% de las plazas son por honorarios, y al igual que el Canal 11 depende de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Mientras tanto, en el Sistema Público de Radiodifusión se llevó a cabo una reducción de plazas y la negociación se realizó con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), agregó.

“Hay reacomodos de recursos. La SEP es un gigante. Entonces, lo que está buscando la Oficialía Mayor es en dónde hacer el traspaso de recursos. No es tanto, y se debe hacer antes del 30 de junio”, explicó y respondió que no a la pregunta de si no habrá despidos.

Villamil Rodríguez estimó que se deberán traspasar máximo "20 millones de pesos para el tamaño del Imer", que cuenta con 18 estaciones y aproximadamente 200 trabajadores por honorarios.

A pregunta expresa, precisó que la fecha señalada -el 30 de junio- tiene que ver con “los ciclos de la burocracia. O sea, son los cortes, ese es el problema”.

En cuanto al caso de Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano, explicó que es distinto, porque no es un medio público, sino una agencia informativa del Estado, que no le corresponde analizar.

Sobre los medios públicos federales, insistió en que se realiza una unión de esfuerzos porque hay medidas de austeridad a nivel general, "pero la línea gubernamental y la petición, incluso legislativa, es que se fortalezcan".

Recordó que en febrero inició operaciones al frente del Sistema Público de Radiodifusión, “o sea, tenemos, tres meses. Estamos recibiendo en situaciones muy precarias, en muchos sentidos, a los medios públicos y se está haciendo el reajuste, pero al mismo tiempo se está avanzando en contenidos. No hay que acelerarnos, nada más”.

Ante otra pregunta sobre el asunto, refirió que los contenidos se seguirán haciendo con la misma calidad que se deban hacer y que cada directivo marque. “La gran diferencia es que ya no se van a destinar tantos recursos a la terciarización, que era lo que empobreció a los medios público en el sexenio pasado”.