El histórico narcotraficante mexicano Ernesto Fonseca Carrillo, alias "Don Neto", que desde 2016 se encuentra en arresto domiciliario cumpliendo el fin de una condena de 40 años, podría obtener la libertad anticipada, tras una decisión judicial anunciada este viernes.

"Se confirma la sentencia que concede el amparo para que se tramite el incidente de libertad preparatoria y remisión parcial de la pena" de Fonseca Carrillo, de 86 años según su familia, decidió un tribunal de Jalisco, en el oeste de México.

Una vez tramitada la petición de libertad por los abogados del anciano capo de las drogas, otro juez deberá decidir si se la concede o deniega en una fecha aún por determinar.

"Don Neto" es el más viejo de los tres fundadores del desaparecido cartel de Guadalajara, que llegó a ser el más poderoso del país.

Considerado precursor de las organizaciones trasnacionales de tráfico de droga modernas, tejió alianzas con grupos de Colombia para exportar cocaína a Estados Unidos.

En los años 1980, Fonseca fue acusado junto con los otros cofundadores del cártel, Rafael Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo "El Padrino", del homicidio de un agente encubierto de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), Enrique "Kiki" Camarena, y de un piloto mexicano.

La defensa de Fonseca logró en 2016 el traslado del capo a prisión domiciliaria bajo el argumento de que padece varias enfermedades crónicas.

En enero de este año, un juez le ordenó indemnizar a las familias de Camarena y del piloto mexicano con 20.8 millones de pesos, equivalentes a 1.1 millones de dólares.

abr